Varios exministros de Educación pidieron ayer una investigación del Plan Nacional de Alfabetización en su totalidad.

La demanda fue dirigida a la comisión que investiga el acto de entrega de certificados de graduación del plan a personas que presuntamente no habían cumplido el ciclo de formación en el núcleo de aprendizaje de ese programa.

En una conferencia de prensa, los exministros Milagros Ortiz Bosch, Ivelisse Prats, Andrés Reyes Rodríguez y Nicolás Almánzar declararon que como el programa Quisqueya Aprende Contigo fue en un principio auspiciado por organismos internacionales, la comisión investigadora debe solicitar una auditoría avalada por cualquiera de esos organismos.

“Las reglas de buen gobierno fueron violadas en el penoso montaje de un acto en que se pretendió hacer pasar por alfabetizados, entregándoles los certificados correspondientes, a un grupo de personas sin relación alguna con el Programa Quisqueya Aprende Contigo”, indicaron.

El pasado sábado 16 de abril la cadena de televisión NCDN emitió una información en la que algunos asistentes a un acto de graduación del programa de alfabetización “Quisqueya Aprende Contigo” afirmaron que no habían realizado ese ciclo formativo, aunque llevaban la indumentaria de graduados.

En opinión de los educadores, la investigación no solo debe abarcar “ese bochornoso incidente, sino también el proceso completo del programa, como sus costos, la eficiencia de la gestión o el mecanismo de evaluación que se usó para calificar como alfabetizado a quienes recibieron certificados.

Los exministros, figuras de oposición, consideraron que esas personas fueron llevadas al acto “sin informarles de su papel en la obra montada por el alcalde del Distrito Nacional, Roberto Salcedo, y el señor Lidio Cadet, representante del Poder Ejecutivo en ese programa”.

Tras considerar lo ocurrido como una “burla” indicaron que se trata de una ofensa a la “dignidad” de quienes “sin saberlo fueron actores ingenuos de la trama”. “Reaccionamos ante esta acción que pone en descubierto la falacia y el instrumento político en que ha sido convertido el programa, por lo que solicitamos ante la comisión creada para investigar el escandaloso acto que su indagatoria sea todo lo efectiva”, que requiere la dimensión del tema, expresaron.