"Los métodos de tortura de la CIA rompieron las reglas sobre la experimentación humana", así lo dio a conocer el periódico británico "The Guardian" en una investigación publicada este lunes.

Y es que, de acuerdo a la publicación, George Tenet, exdirector de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) aprobó "abusivas formas de interrogación", entre ellas el método de tortura conocido como "submarino", el cual consiste en sumergir la cabeza de una persona en agua para provocar su asfixia, con el fin de obtener información.

"Mientras más palabras se obtengan, mejores modificaciones se pueden realizar", comentó a The Guardian Scott Allen, médico consultor de la asociación Physicians for Human Rights.

Los documentos publicados este día en Reino Unido dan a conocer casos de abusos, como sucedió en el interrogatorio de Abu Zubaydah, quien fue el primer acusado de terrorismo a quien se le aplicaron estos métodos: "Tuvo que ser resucitado por médicos de la Oficina de Servicios Médicos de la CIA".