Expertos internacionales por parte de líderes de las telecomunicaciones y proveedores de servicios de Internet, abordaron la situación actual en materia de seguridad cibernética en la República Dominicana, con miras a establecer la Estrategia Nacional de Ciberseguridad en el país.

Sectores públicos y privados abordaron este asunto durante reuniones sectoriales realizadas a puerta cerradas en el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel), informó la entidad en un comunicado.

Los expertos Liina Areng, de la República de Estonia; Miguel Rego, de España, y Kerry Ann Barret, especialista en ciberseguridad de la Organización de Estados Americanos (OEA), se reunieron con representantes de las áreas de telecomunicaciones, financiero, empresarial, compañías de Tecnologías de la Información (TIC), justicia, fiscales y sector legislativo.

También, se reunieron con los operadores de infraestructuras críticas y reguladores en las áreas de aviación, puertos, transporte, energía, agua, saneamiento e investigadores de crímenes y delitos de alta tecnología, entre otros participantes de los sectores público y privado.

En las reuniones sectoriales se estableció un diálogo abierto con cada uno de los sectores citados, con miras a recabar informaciones que se tomarán en consideración en la elaboración de la Estrategia Nacional de Seguridad Cibernética.

Los expertos realizaron luego una reunión con representantes del Departamento de Crímenes y Delitos de Alta Tecnología (DICAT), de la Policía Nacional; y de la División de Investigación de Delitos Cibernéticos (DID), del Departamento Nacional de Investigaciones (DNI).

Los subcomités de trabajo discutieron los componentes esenciales para el desarrollo de la estrategia nacional, así como las prioridades, objetivos, responsabilidades y periodo de trabajo.

En el cónclave se advirtió de que los sistemas de seguridad de los Estados son cada día más vulnerables a los ciber-ataques definidos como "cualquier tipo de maniobra ofensiva, empleada por individuos u organizaciones anónimas, dirigida hacia sistemas de información computarizados, infraestructuras, redes informáticas y dispositivos de computación personal con la finalidad de acceder, robar, alterar o destruir un blanco específico a través intervención de un sistema susceptible".

Los ciber-ataques afectan sectores clave como el gobierno, cuerpos castrenses, financiero, educativo, salud, energético, comercio, industria, Mipymes, entre otros que dependen de la disponibilidad ininterrumpida de la Internet y de infraestructuras críticas de la información.

Estos ciber-ataques en sus diversas modalidades (ciberterrorismo, ciberdelito, ciberespionaje o activismo en la red, entre otros) se han convertido en un potente instrumento de agresión contra ciudadanos, instituciones públicas y empresas, causando grandes daños a nivel nacional e internacional.

"La República Dominicana, al igual que el resto de los Estados del mundo, está expuesta en gran medida a los ciber-ataques, y en consecuencia, debe trabajar para dar respuesta a estas amenazas", indicaron.

En tal sentido, plantearon la necesidad de una Estrategia Nacional de Ciberseguridad que permita el desarrollo de un ciberespacio dinámico, flexible, seguro y la gestión adecuada de las infraestructuras críticas que soportan dichos sistemas.