El segundo debate republicano, en el marco de las primarias, se llevó a cabo en la Librería Reagan de Simi Valley, California, la noche del miércoles 16 de septiembre. Fletcher McClellan, profesor de Ciencias Políticas del Elizabethtown College, y Kyle Kondik, experto en política del Centro de Políticas de Virginia, analizan este debate.

Fletcher McClellan: “Trump continuará siendo Trump”

¿Qué es lo que nos ha quedado de este segundo debate republicano?

- Donald Trump el claramente el favorito de esta carrera, juzgando por los ataques que recibió desde todo el campo republicano. Si los votantes republicanos estaban esperando un mayor crecimiento y profundidad de Trump, deben estar decepcionados. Carly Florina se consolidó como una contenedora viable.

¿Ha cambiado algo?
- Trump todavía tiene todo el asunto de la inmigración, pero creo que su auge ha tocado techo. Florida podría perfectamente emerger como la principal contendiente. Jeb Bush y los otros llamados candidatos de “posicionamiento” van a tener que mantenerse pacientes mientras el fenómeno Florina pasa.

¿Por qué es tan importante el tema “Vladimir Putin”?
- Putin es visto como un creador de problemas y un oportunista que está buscando vías para establecer la influencia de Rusia en cuestiones regionales y globales. Ningún candidato presidencial norteamericano, nunca, se vio afectado por parecer demasiado severo con Rusia. Los republicanos son, por lo general, escépticos con las aproximaciones diplomáticas para conseguir acuerdos, lo que es el porqué fuera tan sorpresivo cuando Trump sugirió que podría trabajar directamente con Putin.

¿Qué es lo que sigue?
- Trump continuará siendo Trump. Quizás su apoyo baje y candidatos como Carson y Cruz intenten ganarse esos votos. Florida experimentará un alza e intentara crear una organización política en los primeros estados en que haya primarias. Bush continuará desafiando a Trump en un intento por mantenerse relevante. Algunos candidatos menores podrían bajarse de la carrera, pero quizás también podría pasar con un candidato grande, como Walker. Si es que Florina se realza, la cuestión es si será atacada en el próximo debate.


Kyle Kondik: “El ascenso político de Florina continuará”

¿Cuáles fueron los mejores momentos del debate?
- A pesar de su pedrigí como hijo y hermano de presidentes, Jeb Bush todavía tiene que trabajar como orador. Continúa siendo difícil de vender para muchos republicanos. La mejor forma de hacer que Donald Trump sude no es manteniendo conflictos con los otros participantes del debate; es forzándolo a explicar sus visiones políticas. Sus respuestas a esas cuestiones son casi siempre vagas, y eso lo lleva a su mayor problema, que es la percepción de que no está realmente habilitado para el cargo.

¿Van a cambiar las encuestas?
- Es muy pronto para saber si las encuestas se van a mover. De todas formas, las coberturas noticiosas afectan a las encuestas, y podría esperar que Carly Florina tenga un montón de historias positivas después de este debate. Así que parece seguro de asumir que su reciente alza en las encuestas se va a mantener. Por otra parte, Scott Walker tuvo una noche débil y fue pasado por alto. Él se ha estado deslizando y nada que haya pasado en ese debate pare probable que cambie eso.

¿Qué podemos esperar para el futuro?
- En esta primera etapa de la carrera, todavía es posible que los forasteros punteen mejor en las encuestas nacionales. Eso significa que tanto Trump como Florina y Ben Carson. Pero estas encuestas no predicen un final por ahora, y pronto las campañas comenzarán a hacer propaganda sobre las primarias. El ser dominante de las ondas radiales podría permitir a un candidato mediocre, como Bush, ganar.