Dos personas fallecidas y alrededor de 10 heridos fue el saldo de la explosión acurrida ayer en una caldera de la compañía Coco López en Madre Vieja Norte, de San Cristóbal.

Los fallecidos son los empleados José Luis Troncoso Santana y Pablo Morales Valdez, quienes se encontraban en el área de la caldera en el momento del siniestro.

Asímismo, ocho heridos fueron identificados como Angélico Valdéz, de 40 años; Confesor de la Cruz, de 29; Enrique Castro, de 27; Pablo Valdéz, de 49; Hilda Batista, de 45; Ana Beltré, de 44;   Juan Rubén Lara, de 38; Freny Santana, de 38 años, y Fray Santana, de 30 años, quienes fueron trasladados a la unidad de quemados del Hospital Traumatológico Doctor Ney Arias Lora, en Santo Domingo, con quemaduras de segundo y tercer grado en aproximandamente el 80 por ciento de sus cuerpos.

Según comentarios, algunos de los afectados fueron despachados a sus hogares porque estaban fuera de peligro, mientras que otros fueron trasladados a diferentes centros de salud de San Cristóbal y Santo Domingo.

El siniestro ocurrió alrededor de las 10:30 de la mañana, momento en que ya la jornada  laboral había comenzado.

Al lugar se presentaron miembros de la Defensa Civil, la Policía Nacional y el alcalde de la provincia, Nelson Guillén.

Un video colgado en las redes sociales muestra que la explosición afectó en más de un 60 por ciento la procesadora, cuya produccción está basada en jugos, crema de coco, néctares, salsa de tomate y leche de coco.  Los datos muestran que sus destinos de distribución son  Estados Unidos y la Unión Europea.

Las autoridades, al momento de la elaboración de esta noticia, no habían emitido ninguna información oficial al respecto sobre este hecho que la mañana de ayer causó conmoción en la provincia San Cristóbal.