El accidente del pasado sábado en la carretera que comunica los municipios Sánchez y Nagua y en el cual murieron 18 personas, "es un caso que nos convoca a reflexionar, tanto a la ciudadanía en general, a los dirigentes y las autoridades, debido a que ocurren con frecuencia por la inobservancia de las leyes de tránsito".

Así lo aseguró hoy el expresidente del Senado Jesús Vásquez Martínez, quien resaltó la falta de voluntad política de las autoridades para la aplicación de medidas reguladoras del tránsito de vehículos, con las cuales, los violadores de las mismas reciban sus correspondientes consecuencias drásticas.

Al expresar sus condolencias y solidaridad a los familiares de los fallecidos y de los heridos que sobreviven, Vásquez Martínez, lamentó la "falta de voluntad política que muestran las autoridades para amedrentar a aquellos conductores que sin importarle la vida de ellos ni las de los demás seres humanos, conducen de manera inadecuada por las calles y carreteras del país, en la mayoría de los casos, costando grandes cantidades de vidas de dominicanos".

"No es posible que sigamos ocupando el primer lugar como país de América Latina y el segundo en el mundo, con mayor cantidad de accidentes y muertes por esta causa, sin que se manifieste la más mínima preocupación del Estado y sus autoridades para implementar medidas severas y permanentes que reduzcan esa grave situación" expresó el exsenador por María Trinidad Sánchez.

El accidente ocurrió entre Nagua y Sánchez, en el cual murieron 18 personas y al menos diez resultaron heridas cuando regresaban de un culto religioso, transportados en un camión que fue impactado por una patana.

Vásquez Martínez considera que "las autoridades prefieren permitir el desorden y el caos en el tránsito del país, que provocan la perdida de grandes cantidades de vidas y recursos, antes que enfrentar los intereses de los grupos y grandes propietarios manejan el servicio de transporte".

"Es un crimen que sigamos permitiendo lo que está ocurriendo con el tránsito en el país, por preservar favores politiqueros y clientelares entre las autoridades que tienen la obligación de la regulación del dicha actividad", concluyó el exlegislador.