Jacqueline Montero, una extrabajadora sexual que fue electa diputada en las elecciones de mayo, anunció hoy que durante su gestión parlamentaria presentará un proyecto de ley para prevenir el trabajo sexual.

En rueda de prensa, Montero, quien es actualmente regidora, aseguró que su gestión será orientada a impulsar proyectos de educación, salud y generación de empleo a favor de la mujer y los grupos que viven en condiciones de vulnerabilidad para prevenir el trabajo sexual, que según estimaciones, afecta a unas 200 mil mujeres dominicanas dentro y fuera del país.

Montero realizó una rueda de prensa acompañada de los diputados electos Fidel Santana, del Frente Amplio; y Fidelio Despradel, de Alianza País.

"Llegaré al Congreso con proyectos para promover la inclusión social de la mujer dominicana la juventud que vive en condiciones de vulnerabilidad, y fortalecer sus capacidades, como una forma de quitarle razones al trabajo sexual a todos los niveles", dijo.

Afirmó que sus propuestas buscarán evitar que las mujeres tomen el trabajo sexual como una opción, "resultando altamente peligrosa para ellas".

Montero explicó que prepara un proyecto de ley que busca generar apoyo para el empleo informal de las trabajadoras sexuales y los jóvenes en condiciones de vulnerabilidad, una cifra estimada en 600 mil.

El proyecto, que denominó 'Construyendo oportunidades para los jóvenes que ni estudian ni trabajan (NINI)', busca "ofrecer un camino a aquellos jóvenes que la exclusión social ha inducido al trabajo sexual".

Indicó que para enfrentar la problemática del trabajo sexual es necesario impulsar alternativas que contribuyan al desarrollo real de la mujer y los jóvenes y las poblaciones clave.

"Es la falta de oportunidades de educación y de acceso a empleo lo que empuja a las mujeres y a los jóvenes de ambos sexos a buscar el sustento en el trabajo sexual, convirtiéndolos en personas vulnerables a la violencia, los crímenes de odios y la violación de derechos humanos", puntualizó.

Insistió que desde la Cámara de Diputados luchará por contribuir a dar un giro diferente a los esfuerzos para prevenir el trabajo sexual.

"No es persiguiéndolas ni penalizándolas como se va a resolver esta problemática social, que cada día crece más", precisó.

Montero expresó su preocupación por la realidad que afecta a la mujer dominicana y a los grupos vulnerables.

Señaló que más del 40 por ciento de los hogares dominicanos son dirigidos de madres solteras en condiciones de pobreza, que hay entre 90 a 200 mil personas jóvenes en consumo de drogas, y que los crímenes de odio crecen entre los transexuales.

Precisó que alrededor del 30 por ciento de las jóvenes en el país han tenido embarazos en adolescentes, lo que las coloca en situación de vulnerabildiad.

"Con una realidad como esa -añadió la diputada electa-, es inaplazable la formulación de leyes y políticas que contribuyan a mejorar la condición en que vive la mujer dominicana y los grupos que viven en condición de vulnerabilidad".

Jacqueline Montero, presidenta del Movimiento de Mujeres Unidas (Modemu) que agrupa las trabajadoras sexuales, adelantó que luchará por la aprobación del Anteproyecto de Ley de Igualdad y No Discriminación, que someterá próximamente el Consejo nacional para el VIH y el Sida (Conavihsida) al Congreso Nacional.