El criminólogo francés  Christophe Naudin, extraditado desde Egipto el viernes pasado, tendrá que cumplir tres meses de prisión preventiva en la cárcel de Najayo, determinó el juez de la medida de coerción, Alejandro Vargas.

Y aunque el europeo no logró la “libertad pura y simple” que buscaba, confesó que la celda del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva (donde estaba detenido) es como “un hotel tres estrellas” si se compara con su experiencia en Egipto. “Mi condición de detenido en Egipto fue muy difícil”, dijo, traducido por un intérprete.

Naudin, junto a sus compatriotas Aymeric Chauprade y Piere Malinowski, ayudó a que los pilotos franceses Bruno Odos y Pascal Jean Fauret, que estaban condenados a 20 años de prisión por 700 kilos de cocaína, evadieran la justicia en octubre pasado.

La razón fundamental que enarboló el juez fue el peligro de fuga, tal como había advertido el Ministerio Público. “Si usted  tiene las técnicas para que otras personas se fuguen, evidentemente debe manejar bien las técnicas de fugarse”, le dijo al acusado.

La mayor parte de la audiencia, de unas cinco horas, se basó en un debate argumentativo entre el fiscal Mildíades Guzmán y el defensor de Naudin, Miguel Valerio. quien alegó que con la extradición el Estado dominicano violó la Convención de Palermo (sobre crimer organizado transnacional) y leyes dominicanas, porque ningún juez dominicano había firmado la solicitud de extradición.

Sin embargo, respondió que aunque detectó “inobservancias del ordenamiento interno”, ya no le correspondía a él, sino al juez en Egipto, decidir sobre el tema. Esa es “una etapa superada”.

El fiscal había pedido un año de prisión para Naudin y declarar el caso complejo.

Las dos cartas del eurodiputado

El eurodiputado Aymeric Chauprade, que junto a Naudin orquestó la operación de fuga de los pilotos según declaraciones de ellos a medios franceses, publicó ayer dos cartas: una al presidente Danilo Medina en español, y otra a Holande, presidente de  Francia, en su lengua.

•    Conciliador amigable. En tono de buenos amigos, Chauprade le argumenta al presidente Danilo Medina que los pilotos no huyeron de la justicia dominicana sino que actuaron para lograr que los juzguen en su suelo, donde están encarcelados. Añade: “Señor Presidente, a una injusticia cruel, consistente en la denegación de Justicia a unos hombres que tuvieron derecho a un juicio justo, no permita que se añada una segunda injusticia, un ensañamiento judicial contra las personas de buena fe que se movilizaron para ayudarles de forma caritativa”.

•    Vengador apasionado. En la carta a sus compatriotas, además de ratificar su convicción de que se les denegó justicia a los pilotos, amenaza con su poder como  diputado de la Unión Europea. “Si la furia contra Christophe continúa y no es liberado y le permiten regresar a Francia, quiero advertir a mis amigos dominicanos que voy a poner toda mi energía al Parlamento Europeo y Francia, para denunciar el fracaso del estado de derecho en la República Dominicana y defender a un compañero en peligro”.