El Ministerio de Relaciones Exteriores iniciaron formalmente los trámites de lugar para la extradición del dominicano Matías Avelino Castro, apresado en Colombia mediante una orden de captura internacional por estar considerado el autor intelectual de la muerte del periodista José Silvestre, ocurrida en La Romana, en el año 2011.

Avelino Castro fue apresado por la Interpol a solicitud de la República Dominicana a través de la orden de captura internacional No. 0998, emitida por la Oficina de Servicio Judicial de Atención Permanente de San Pedro de Macorís a petición del Ministerio Público, en atención a la orden de arresto No. 0290-2011, emitida en fecha 07 de agosto del 2011, informó la Procuraduría General de la República en un comunicado.

Matías Avelino es requerido para procesarle penalmente por imputársele ser miembro-líder de una agrupación criminal que incurrió en la violación a los artículos 265, 266, 295, 296, 297, 298, 304 del Código Penal Dominicano, el artículo 39 de la Ley 36 sobre Comercio, Porte y Tenencia de Armas de Fuego y el artículo 13 de la Ley 8-92 sobre Cédulas de Identidad y Electoral, en perjuicio del periodista José Silvestre.

Asimismo se le atribuye la violación de los artículos 3 letra A y B, 4 y 7 letra D, 8 letra B, 18, 21 letra B, 24 y 26 de la Ley No. 72-02 sobre Lavado de Activos Provenientes del Tráfico Ilícito de Drogas y Sustancias Controladas y otras Infracciones Graves, cometidas contra el Estado dominicano.

Las labores de extradición se llevan a cabo en coordinación con el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Dominicana y la misión diplomática acreditada en la República de Colombia, basados en el Artículo 10 de la Convención sobre Extradición adoptada en la Séptima Conferencia Internacional Americana, celebrada en Montevideo, Uruguay, en fecha 26 de diciembre de 1933.

Por este caso fueron condenados a 30 años de prisión y al pago de ocho millones de pesos de indemnización los imputados Elvin Canario de Oleo y Ángel Amed Mañón Gutiérrez, éste último chófer de Avelino, luego que fueran hallados culpables de ser los autores materiales de la muerte de Silvestre.

El comunicador, cuyo cadáver fue hallado el 2 de agosto de 2011 en El Peñón, próximo a Sabana del Soco, entre La Romana y San Pedro de Macorís, fue asesinado tras revelar, en varias ediciones de su revista "La Verdad", que algunos homicidios ocurridos en la zona Este de República Dominicana se debían a las luchas entre bandas de narcotraficantes.