Un niño de nueve años murió días después de que tratará de salvar a su madre de una camioneta que se había hundido en un estanque, de Illinois, en Estados Unidos.

Ronaldo Alanis-Ramírez trató de sacar a su madre del vehículo la semana pasada, pero le fue imposible.

Las autoridades lograron rescatar a su hermana que también se encontraba en el agua, pero a él no lograron sacarlo hasta media hora después.

Su hermana intentó evitar que él se alejara, pero él le dijo que tenía que volver por su mamá. Ramírez fue trasladado con vida a un hospital de Ridge Park. Sin embargo, murió el domingo.

Según las autoridades, las causas del accidente se debieron a que la madre de los niños, María Ramirez, iba manejando con exceso de velocidad, cuando chocó con otro auto, lo que ocasionó que se desviara de la carretera y acabara sumergida, informó el periódico estadounidense "Daily News".