Una familia decidió mudarse de casa en Texas, Estados Unidos, y como "bienvenida" recibieron un paquete lleno de marihuana.

Los nueve residentes decidieron llamar a las autoridades, luego de ser sorprendidos con el paquete que contenía tres mil 175 gramos (siete libras) de hierba.

"La familia estaba sorprendida", dijo el portavoz del Departamento de Policía de Arlington, Christopher Cook, a "Star Telegram".

De acuerdo con las autoridades, la dirección del envío del paquete era correcta, pero el destinatario no coincidía con ninguno de los nuevos residentes.

Por seguridad, la Policía incautó la droga y la entregó a los inspectores del Servicio Postal a cargo de la investigación.

Cook especula que alguien aprovechaba que la casa estaba vacía para recibir su mercancía.