Familiares y amigos del agente de AMET Richardson Sabá Núñez, de 23 años, enviado a prisión preventiva por un mes tras ser acusado por una fiscal de agredirle físicamente, reclamaron hoy, martes, su inmediata puesta en libertad.

El grupo protestó hoy frente al Palacio de Justicia del Distrito Nacional, donde denunció que en contra de Sabá Núñez se ha cometido una injusticia.

'Exigimos igualdad para todos" o 'La fiscal impuso su ley' eran algunos de los mensajes que se leían en las pancartas que portaban los manifestante.

Sabá Núñez guarda prisión preventiva en la cárcel de Najayo, en la provincia San Cristóbal.

La Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET) informó el domingo que apoderó a un equipo jurídico que dará seguimiento a la supuesta agresión del agente a la fiscal Sureli Jáquez, incidente ocurrido el 10 de agosto en Los Cacicazgos, Distrito Nacional.

La AMET asegura que "la persona en infracción cayó por sus propios pies al intentar tomar el celular del agente".