Familiares de José Luis Acosta, implicado en la muerte del viceministro de Energía y Minas, Victoriano Santos Hilario, y de su hijo, Víctor Manuel Santos, defendieron hoy su inocencia y pidieron a la Justicia revisar la medida de coerción impuesta al acusado.

Los familiares de Acosta se trasladaron hoy a la sede de la Procuraduría General para denunciar el caso de éste, cuyo hijo, el expelotero Enrique Acosta, también ha sido relacionado por las autoridades judiciales en el caso.

Aseguraron que si bien el vehículo en el que se desplazaban los asesinos del funcionario y su hijo estaba a nombre de José Luis Acosta, esté "no tiene nada que ver" con el caso, ya que el vehículo en realidad es propiedad de su hijo que lo adquirió siendo menor de edad, por lo que los papeles están a nombre de su padre.

A José Luis Acosta le fue dictada una medida de coerción por tres meses, la cual se ha extendido por seis meses, por lo que sus familiares piden a la Procuraduría y a la Suprema Corte de Justicia (SCJ) revisar su caso.

De acuerdo con la denuncia, José Luis Acosta fue investigado el 18 y 19 de marzo de este año, pero fue dejado en libertad por no tener conocimiento del caso.

No obstante, las autoridades le retuvieron la jeepeta en la que se desplazaban los acusados del doble asesinato.

Dos meses después, aseguraron, cuando éste fue a reclamar la devolución del vehículo, fue detenido y enviado a la cárcel, donde cumple la medida de coerción.

Por último, aseguraron que su pariente tiene más de 20 años trabajando en una institución bancaria del país.

La muerte del viceministro de Energía y Minas ocurrió en su residencia de Cotuí el 6 de marzo pasado, cuando un grupo de delincuentes se presentó a la residencia supuestamente para robar.

El grupo también hirió a su hijo, quien murió unos días después en el Hospital Ney Arias Lora.