Este lunes el parque acuático SeaWorld anunció que a partir de 2017 eliminará sus espectáculos con orcas en San Diego, Estados Unidos.

Para remplazarlos el parque creará una nueva atracción con fines más informativos a favor del medioambiente.

El anuncio se produjo días después de que el congresista Adam Schiff advirtiera al parque sobre una legislación que lo obligaría a terminar con el cautiverio de orcas.

Además de la presión levantada con la emisión del documental “Blackfish”, en el que los empleados denuncian prácticas de maltrato animal.

Hasta el momento la compañía no aclarado si esta decisión se aplicará también en los parques de Orlando y San Antonio, informó el periódico “San Diego Tribune”.

Antes del anuncio, la compañía había registrado una fuerte baja de asistencia en sus parques, lo que la obligó hacer frente a las acusaciones de maltrato animal.