El Faro a Colón conmemoró hoy el 524 aniversario del descubrimiento de América con una actividad en el Museo en la que se abrió a los asistentes, como cada año, la urna donde reposan los supuestos restos del almirante Cristóbal Colón.

La ceremonia fue encabezada por el viceministro de Patrimonio Cultural, Federico Henríquez Gratereaux, quien destacó el valor histórico del descubrimiento de América y la figura de Colón "pues a partir de este hecho se produjo la confluencia entre las culturas indígena, europea, y africana, dando como resultado extraordinarias manifestaciones artísticas", agregó.

Henríquez Gratereaux citó el caso del merengue, el ritmo más emblemático del país, que contiene melodías de herencia hispana, enriquecido con ritmos africanos.

"De ahí que la llegada del almirante Colón a este continente debemos apreciarla como un hecho de inmenso significado histórico y cultural que debe ser conmemorado cada año", afirmó.

Tras esta intervención, el gobernador del Faro a Colón, Marcelino María López, en compañía de monseñor Rafael Bello Peguero, procedió a abrir el sarcófago donde reposan los supuestos restos de Colón, y acto seguido fueron depositadas las ofrendas florales.

A la actividad asistieron diplomáticos y autoridades civiles y militares.