La Oficina Federal de Investigaciones ( FBI; por sus siglas en inglés) ha obtenido una orden para registrar una memoria caché de mensajes de correo electrónico que pertenecen a un alto asesor de Hillary Clinton, pocos días antes de la elección presidencial de Estados Unidos.

Mensajes recientemente descubiertos fueron encontrados en el computador portátil del ex congresista Anthony Weiner, cuya ex esposa, Huma Abedin, es una confidente cercana a los Clinton.

Los demócratas han sido muy críticos con el director del FBI James Comey quien emitió la orden sólo dos días después de revelar la existencia de los mensajes de correo electrónico. Fletcher McClellan, profesor de ciencias políticas en la Universidad de Elizabethtown, Pennsylvania, Estados Unidos, explica el impacto que la nueva investigación podría tener en las elecciones del 8 de noviembre.

¿Podría la nueva investigación dañar la campaña de Clinton?

- La carta de Comey a los presidentes de los comités republicanos en el Congreso ha sacudido la carrera que parecía dirigirse hacia una fácil victoria para Clinton. El foco se ha desplazado de la conducta escandalosa de Trump a los correos electrónicos de Clinton y diversas investigaciones sobre presunta corrupción, mientras que ella era secretaria de Estado. Cada vez que un candidato se pone a la defensiva, como Trump después del lanzamiento del video de Access Hollywood, daña su campaña.

Esto es especialmente cierto con menos de dos semanas antes de las elecciones, cuando hay poco tiempo para que el candidato pueda defenderse.

¿Hay alguna posibilidad de que ella sea suspendida de la carrera?

- La posibilidad de que Clinton se salga de la carrera es cercana a cero. Comey admite que no conoce el contenido de la nueva serie de mensajes de correo electrónico. Los informes sugieren que el FBI tendría que buscar entre cientos de miles de correos electrónicos del ex congresista Anthony Weiner, quien está casado con una de las principales asesores de Clinton.

Por lo tanto, es muy poco probable que cualquier información sea producida antes de la elección que incrimine o exonera a Clinton. Por otra parte, incluso si se encuentran algunos nuevos correos electrónicos cuestionables, no es del todo cierto que el FBI y el Departamento de Justicia cambiarían su conclusión a partir de julio de que Clinton no hizo nada ilegal.

¿Podría esta nueva investigación pivotar la elección?

- Lo más probable es que se reducirá la ventaja de Clinton y moverá a algunos estados decisivos a la categoría de cara o cruz. La ventaja de Clinton ya se estaba reduciendo antes de la última revelación, en gran parte debido a la entrega continua de WikiLeaks de mensajes de correo electrónico del asesor de Clinton, John Podesta.

Ninguna de esas filtraciones han puesto de manifiesto un comportamiento ilegal, pero contienen comentarios embarazosas sobre individuos y grupos, en particular sobre aquellos conectados a la campaña de Bernie Sanders. Es probable que WikiLeaks continúe con su actividad, lo que representa otra amenaza para la campaña de Clinton.

La conclusión es que, si bien sigue siendo probable que  Clinton gane debido a su fuerte ventaja en estados clave como Pensilvania, las posibilidades de que gane con una mayoría abrumadora han disminuido considerablemente. Esto ayudará a los candidatos republicanos en el Senado y la Cámara de EE.UU., que temían su salida debido a la ola de Clinton.

Las posibilidades de que una Presidente Clinton tenga que trabajar con un Congreso republicano han incrementado.

Algunos expertos están sorprendidos de que el FBI se ha enredado en la política del país. ¿Estás sorprendido por las acciones del FBI?

- Teniendo en cuenta que el FBI no había examinado siquiera los mensajes de correo electrónico de Weiner en cuestión, y sólo recibieron una orden de registro hoy, me hace pensar que la carta del director Comey fue prematura. La emisión de una carta así 10 días antes de la elección no tiene precedentes.

Funcionarios y ex funcionarios del Departamento de Justicia dicen que viola los protocolos que están destinadas a mantener la actividad de aplicación de la ley fuera de la política. Al parecer Comey estaba preocupado de que personas en el FBI filtraran el material, por lo que sentía que tenía que actuar. Esto pone en tela de juicio la integridad del FBI.

¿Qué viene?

- Clinton y su campaña han contraatacado enérgicamente contra carta de Comey, instando a que el director emita una declaración completa de los hechos que ha recogido. Los partidarios demócratas están molestos – un punto positivo para Clinton de todo este asunto es que sus seguidores ya no pueden ser complacientes con la elección.

Los partidarios de Trump se han revitalizado, sintiendo que su candidato tiene posibilidades reales de ganar. Por lo tanto, debemos esperar frenéticos esfuerzos de sal-y-vota en la última semana de la campaña. Y, todavía existen posibilidad de revelaciones de último minuto contra uno o ambos candidatos.