El Foro Feminista Magaly Pineda (FFMP) expresó su preocupación por el alto índice de violencia y feminicidios en el territorio nacional y la indiferencia, aseguró, que estos crímenes representan para el Estado dominicano.

Con motivo del Día Internacional por la Erradicación de la Violencia Contra las Mujeres, la entidad presentó públicamente una declaración, donde ratificó su compromiso en continuar demandando del Estado dominicano el respeto a los derechos y la vida de las mujeres.

Entre sus demandas, el FFMP exigió que el Senado de la República, ahora con el Proyecto de Ley Orgánica para la Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, y el Congreso en general, mantenga la propuesta realizada en el mayor de los consensos, por la Procuraduría General de la República, y otras organizaciones de la sociedad civil que trabajan con las mujeres y el fenómeno de la violencia contra la mujer.

De igual modo, el foro denunció su preocupación por el alto índice de violencia y feminicidios en el territorio nacional y la indiferencia que estos crímenes representan para el Estado dominicano.

La entidad planteó la necesidad de que se tipifiquen las violencias basadas en el género en el ámbito público y en el de la familia, sin sustituciones y de que el feminicidio se defina en su más amplia conceptualización, no sólo restrictivamente como íntimo, porque deja fuera otros escenarios públicos donde se matan a las dominicanas por ser mujeres.

Sostuvo que, debido a la ausencia en la contención de las cifras de feminicidios y asesinatos de mujeres, continuará de forma enérgica con sus reclamos al Estado. Adicionalmente, solicitó se declare el año 2017, como el de la acción para salvar a las dominicanas de los crímenes de violencia basada en el género.

Asimismo, el foro ratificó la urgencia de que el Estado asuma su responsabilidad y respete los derechos sexuales y derechos reproductivos de las mujeres, manteniendo la despenalización del aborto cuando corre peligro la vida de la mujer, por violación o incesto o por malformación del feto incompatible con la vida, como fue sugerido por el presidente Danilo Medina en 2014.