El Gobierno se siente preocupado por las acusaciones de corrupción que en estos días de campaña le adjudican diversos sectores. Ayer, en una rueda de prensa – parece que exclusiva para algunos periodistas- en el Palacio Nacional funcionarios del presidente Danilo Medina realizaron una “rendición de cuentas ampliada sobre trasparencia” en contrataciones públicas.

“Me siento orgullosa de ser parte de este gran cambio que viene a romper el sistema clientelar (…) Hemos pasado de mendigar, a reclamar derechos”, dijo Yokasta Guzmán, directora general de Compras y Contrataciones, durante este encuentro también transmitido en vivo por la web de La Presidencia de La República.

Que le están cerrando las puertas a la corrupción; que en esta gestión administrativa se ha reducido el tráfico de influencias; que los proveedores “están informados y se animan a participar”. Estos fueron los enunciados más repetidos por la funcionaria que defiende, “con datos”, la actual gestión del Partido de la Liberación Dominicana.

Uno de estos datos es que, supuestamente, el Estado cuenta con 40,204 proveedores nuevos en 40 meses, contrario a los 19,800 que había antes de la llegada del Gobierno de Danilo Medina.

“Cuando llegamos en 2012, nosotros teníamos menos de cinco mil procesos de compras publicados, y en esta administración se han publicado 209 mil 742”, dice Guzmán, para quien es un “lujo” la implementación de “una ley tan compleja de compras públicas”.  “Donde quiera que el Estado vaya a invertir, tiene que haber una estrategia de compras acorde a la realidad del país”, dijo Guzmán.

Explicó que a partir de que empieza la publicidad de los procesos, comienza la gente a motivarse a participar.

“Esa transparencia en los procesos le da confianza a la gente para participar como proveedores del Estado”, indicó la funcionaria.

Además, dijo que la Dirección de Contrataciones Públicas ofrece a los pequeños empresarios y a futuros proveedores las herramientas y conocimientos necesarios de cómo vender al Estado, para que puedan despegar en sus negocios.

“Trabajamos con los proveedores explicándoles los pliegos de condiciones que tienen que cumplir para poder participar en las licitaciones. Acompañamos al productor, no solo con asistencia técnica, sino también explicándoles las condiciones”, puntualizó.

Las cifras, unas tras otras

También participó en esta actividad el tesorero nacional, Alberto Perdomo. Y en medio de estos (De Guzmán y Perdomo), el portavoz del Gobierno, Roberto Rodríguez Marchena, por lo general, haciendo énfasis en los datos que a su juicio, los periodistas que asistieron debían tomar muy en cuenta para sus notas.

Perdomo reveló que la Cuenta Única del Tesoro ha logrado incorporar al flujo de caja más de 88 mil millones de pesos, que en el esquema anterior operaban en cuentas bancarias no administradas por esa institución.

Él, al igual que la señora Guzmán, se siente “orgulloso” del trabajo que se está haciendo desde las instancias gubernamentales.

El funcionario subrayó que en estos cuatro años de Gobierno se implementó la Cuenta Única del Tesoro y desde agosto de 2012 a diciembre de 2015 se incorporaron 33,759.75 millones de pesos en captación directa de recursos.

Esos recursos de captación directa se depositan en cuentas del Tesoro y los mismos quedan disponibles para que las entidades que los generan puedan cubrir sus compromisos habituales, “y es aquí donde ha radicado el éxito de la Cuenta Única del Tesoro”, apuntó Perdomo.

A la vez, señaló, que se ha logrado desmontar unas 3,137 cuentas bancarias, muchas de las cuentas que han pasado a ser sustituidas por cuentas colectoras.

Decir su verdad: Este posiblemente fue el motor de estos funcionarios para la realización de este evento, que responde al rumor público que en estos días ha salido a relucir a propósito de unas elecciones que ya están a la vuelta de la esquina.