La Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus) es partidaria de llevar a cabo una depuración en la Policía Nacional que saque de la institución a los agentes que no estén prestando servicio, lo que permitiría subir los salarios de los miembros que sí están operativos.

Así lo señaló hoy el vicepresidente ejecutivo de la organización jurídica, Servio Tulio Castaños Guzmán, durante la mesa redonda sobre "El nuevo Régimen de Seguridad Social en la Policía Nacional".

El líder de Finjus explicó que, tal y como ha llegado a reconocer el ministro de Interior y Policía, José Ramón Fadul, de los más de 35,000 agentes de la institución que hay actualmente cotizando a la seguridad social, menos de 17,000 realizan funciones en el cuerpo.

Hay que separar del Cuerpo a esos agentes que no son operativos, "y ahí es que está el dinero del aumento salarial de los policías", enfatizó Castaños Guzmán.

En su intervención, destacó que una reforma policial no sería suficiente por sí misma para materializar los cambios que precisa el cuerpo policial, y señaló como imprescindible la creación de un sistema de salud y de pensiones de calidad para los agentes, así como su dignificación.

"Se habla mucho del salario, pero también valdría la pena analizar las condiciones en que trabajan los policías. Para que tengan una idea, en un estudio que realizamos nos encontramos con que en muchos de los destacamentos donde los policías realizan su labor ni siquiera había servicio sanitario", dijo Castaños Guzmán.

Castaños Guzmán aludió al vídeo colgado en las redes sociales por el raso Daurin Muñoz donde denunciaba los bajos salarios de los miembros de la Policía, y opinó que terminará beneficiando al cuerpo si éste se sanea por completo.

En este sentido, mostró su respaldo a que Muñoz haya tenido "el valor de, por lo menos, expresarse" para señalar públicamente lo que "sabíamos todos", y mostró su confianza en que la sanción que reciba sea la más leve posible.

Con esta manifestación, el raso ha logrado poner a la sociedad dominicana y mostró su desagrado por "someter a esos niveles de desconsideración a los miembros de esa institución. Hemos creado conciencia y parece que con el vídeo del raso eso se ha dimensionado aún más", dijo.

Por su parte, el director del Seguro Nacional de Salud (Senasa), Chanel Rosa Chupany, también presente en la mesa, explicó que unos 3,000 agentes ya han sido trasladados a un nuevo régimen desde la Administradora de Riesgo de Salud de la Policía Nacional (ARS-PN).

Entre las ventajas de pertenecer al Senasa, señaló que los agentes verán incrementadas las coberturas para enfermedades de alto costo, que pasará de 250,000 a un millón de pesos, y tendrán acceso a una red de 5,800 prestadoras de servicio de salud de todo el país.

También gozarán de una mejora en lo relativo a su permanencia en unidades de cuidados intensivos, ya que de estar limitada a cinco días, pasa a contar con una cobertura de un millón de pesos.