La fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso, aseguró que "hay indicios importantes" de que Francia "a nivel oficial" tuvo "mucho que ver" con la fuga de los dos pilotos franceses condenados por la Justicia local a 20 años de prisión por narcotráfico.

Los pilotos son Pascal Jean Fauret y Bruno Odos, quienes habrían salido la semana pasada del país vía marítima supuestamente con ayuda de militares franceses.

"Es necesario que el Gobierno dominicano reclame a Francia por una incursión ilegal en su territorio. Hay indicios importantes de que Francia a nivel oficial tuvo mucho que ver con esa fuga", dijo la fiscal a periodistas.

Por otro lado, señaló que "particularmente" a la Fiscalía que dirige no le extraña "en absoluto" la información ofrecida hoy por el portavoz del Gobierno francés, Stéphane Le Foll, en el sentido de que su país no extraditará a la República Dominicana a los dos pilotos porque que la normativa de esa nación establece que no se extraditan a nacionales.

No obstante, apuntó que "si bien es cierto que Francia no acostumbra a extraditar a sus ciudadanos, este es un caso muy especial".

"Es un poco irresponsable ahora simplemente decir que ellos no van a extraditar a los dos condenados", dijo la funcionaria.

Los pilotos Pascal Jean Fauret y Bruno Odos, quienes fueron arrestados junto a otros dos franceses en el aeropuerto de Punta Cana en marzo de 2013 cuando se disponían a despegar con rumbo a Saint-Tropez (Francia) en un Falcon en el que las autoridades dominicanas hallaron 700 kilogramos de cocaína, valorados en unos 33 millones de dólares.

Pese a que los pilotos aseguraron desconocer el contenido de las 26 maletas que transportaban, el Primer Tribunal colegiado del Distrito Nacional de República Dominicana los declaró culpables de asociación para cometer el crimen de narcotráfico internacional y les condenó a 20 años de cárcel.

La condena fue apelada por sus abogados, por lo que los condenados no entraron a prisión, pero tenían prohibido abandonar el país.

El procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, anunció el martes que el país pedirá su captura internacional.

Por su lado, la embajada de Francia en el país caribeño se desligó ayer de la fuga de los pilotos y aseguró que esta fue una decisión "individual de ellos".

"Las autoridades francesas y la embajada de Francia en la República Dominicana son totalmente ajenas a estos acontecimientos", señaló la legación diplomática en un escueto comunicado.