La Fiscalía del Distrito Nacional, a través de la Dirección de Fiscalías Comunitarias, allanó e incautó decenas de máquinas tragamonedas ilegales que se encontraban en dos almacenes y talleres de confección de dichos aparatos electrónicos.

Los imputados son los puertorriqueños Wilfredo Rivera, Javier Monserratte, Juan Monserratte y Roberto David Seda.

Los almacenes están ubicados en la calle Aruba número 36, del sector ensanche Ozama, Santo Domingo Este, y en la calle Octavio Mejía Ricart, específicamente en un antiguo lavadero de vehículos que funciona como parqueo para los clientes del negocio "La Barrica Sport Bar", comercio que también fue allanado y donde se encontraron evidencias que lo vinculan a los imputados de esta red.

El operativo, encabezado por el procurador fiscal Iván Feliz Vargas, se realizó en horas de la mañana de ayer.

Se ocuparon máquinas tragamonedas, armazones para protección, monedas, tarjetas de instalación, herramientas, diversos documentos que vinculan una gran cantidad de colmados y que establecen los montos y quienes les pagaban.

"La investigación inició en el Distrito Nacional y luego fue extendida a la provincia de Santo Domingo por informaciones recibidas de que operaban también en esa jurisdicción. Estamos indagando para determinar otros posibles lugares donde operan estos almacenes y los demás integrantes de la red delictiva", manifestó el magistrado Feliz Vargas.