La Fiscalía del Distrito Nacional requisó hoy la residencia de la suspendida jueza de la Cuarta Sala de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, Awilda Reyes Beltré, en un acto realizado legalmente, según reconoció el propio abogado de la magistrada, Valentín Medrano.

El hogar de la jueza Reyes Beltré, ubicado en un condominio del sector Jardines del Sur, en el Distrito Nacional, fue allanada en búsqueda de alegadas evidencias contra el proceso que inició contra ella el Ministerio Público, que la sindica de haber emitido sentencias a cambio de dinero.

En ese sentido, el procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, informó que el 16 de noviembre pasado depositó por ante el Consejo del Poder Judicial una instancia en la que ponía en conocimiento el inicio de una investigación contra jueces y exjueces por "delitos graves", que van desde asociación de malhechores, prevaricación y lavado de activos.

El abogado Medrano dijo a la prensa que su cliente no tiene nada que esconder, aunque condenó el hecho de que el allanamiento estaba programado para finalizar a las cuatro de la tarde y de que aún se ejecutaba, próximo a las seis de la tarde.

"Lo que debemos reconocer es que el allanamiento se ha ejecutado con gran profesionalidad, respetando todos los protocolos y sin ofender ni causar malestar a nadie", afirmó Medrano.

Cuando inició la requisa, la magistrada Awilda Reyes Beltré no se encontraba en su vivienda, pero regresó momentos después y permanece en el lugar junto a un guardaespaldas.

Reyes Beltré está inmersa en un escándalo de proporciones aún no conocidas dentro de la Justicia dominicana, pues el presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Mariano Germán Mejía, anunció públicamente que ella supuestamente le admitió que tomó dinero para evacuar una sentencia favorable al regidor de Pedro Brand, Erickson de los Santos, acusado de dirigir una organización de sicarios, a la que se le atribuye varias muertes.

Germán Mejía también dijo, que la jueza suspendida por el Consejo del Poder Judicial, que también preside, alegó que esa y otras sentencias controvertidas las había emitido tras recibir "órdenes superiores", de las que el presidente de la Suprema se desligó completamente.

Luego de esto, la jueza Reyes Beltré negó todo lo dicho por Germán Mejía, y dijo ser "inocente" de estas acusaciones.

Sin embargo, la organización Participación Ciudadana dijo hoy que la jueza le admitió a esa Ong que el exmiembro del Consejo del Poder Judicial y exjuez, Francisco Arias Valera, que quien supuestamente le ordenó dictar la libertad del regidor De los Santos, además de que se presentó a su casa para entregarle 350.000 pesos.

La jueza Reyes Beltré, de acuerdo a Participación Ciudadana, devolvió esa suma a Arias Valera en presencia de Germán Mejía y de otros miembros del Consejo del Poder Judicial, en una reunión que se habría producido el 2 de noviembre pasado.

Esa fecha es la misma que tiene un recibo, hecho público desde hace más de una semana, en el que la jueza hace constar que devuelve la suma a Arias Varela, y que contiene al final el nombre de ella y la firma del renunciante juez.

Tanto Reyes Beltré como Arias Varela, sin embargo, niegan la autenticidad de ese documento.

Otros cuatro jueces, además de la magistrada Reyes Beltré, fueron suspendidos por el Consejo del Poder Judicial, tres de los cuales esperan por un juicio disciplinario.