Después de las giras infaltables que realizan quienes visitan el Perú –Christina Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), viajó a Machu Picchu y Jim Yong Kim, presidente del Banco Mundial (BM), recorrió restaurantes de Lima–, el lunes se iniciaron las sesiones de las Juntas de Gobernantes de estos organismos multilaterales en la capital peruana.

Siguiendo con el color local, el tráfico de la ciudad se hizo aún más denso, debido a los cierres de avenidas y los anillos de seguridad en torno al Centro de Convenciones de Lima, nuevo edificio donde se reunirán hasta este domingo 11 más de 12 mil autoridades financieras de 188 países.

Con el inicio de las sesiones de trabajo las sonrisas desaparecieron. En su primera presentación, el FMI dio a conocer su último reporte de proyecciones para este año de la economía global con expectativas de crecimiento menores. Así, el crecimiento del PBI global para el 2015 se estima ahora en 3,1% (hasta julio pasado fue del 3,3% y en el 2014 se consideraba de 3,4%).

Maurice Obstfeld, consejero financiero y director del Departamento de Estudios del FMI, explicó que el movimiento de la economía global está marcado por tres grandes fuerzas: la desaceleración en el crecimiento de China, la caída en el precio de los “commodities” y la inminente alza en las tasas de interés de referencia de Estados Unidos. Siempre según el FMI, en el 2014 la economía mundial creció 2,6%.

Al nivel regional, la cosa no va mejor. Según el informe, presentado en la conferencia Perspectivas de la Economía Mundial, América Latina y el Caribe se contraerán 0,3% este año y presentarían un ligero crecimiento del 0,8% en el 2016. Este resultado se debe principalmente a que Brasil, la mayor economía de la región, se contraerá 3% este año y 1% el próximo.

“Sudamérica, productor de ‘commodities’ por excelencia, será la región que registrará la mayor contracción de su PBI, proyectada en -1,5% este año y en -0,3% para el 2016”, informó Gian María Milesi Ferretti, subdirector del Departamento de Estudios Económicos del FMI. Milessi Ferretti proyectó también que la tasa promedio de inflación en la región se mantendrá alrededor del 15,8% en el 2015 y del 15% en el 2016.