¡Justicia!, ¡Sí se pudo! Coreaban decenas de personas afuera del Congreso de Guatemala al enterarse de la votación de los diputados que retiró la inmunidad al presidente Otto Pérez, para ser investigado por una investigación en la que lo señalan de dirigir una red de contrabando aduanero.

Decenas quemaron cohetillos y muestran banderas azul y blanco en señal de victoria.

El martes el mandatario explicó que lo que atravesaba era “humillante” luego que la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) lo acusara de dirigir la red de enriquecimiento en las aduanas.

Es la primera vez que el Congreso de ese país le retira la inmunidad a un presidente.