A pesar de que Francia mantiene relaciones diplomáticas con la República Dominicana, el diputado Aymeric Chauprade desafió los acuerdos entre ambas naciones y burló a la justicia dominicana con su presunta colaboración en la huida de los pilotos franceses acusados de narcotráfico.

Con la acción de este diputado de derecha, el gobierno francés queda en la cuerda floja sobre su apoyo a este tipo de actividades delictivas.

La fuga de los condenados podría estar salpicada con un ingrediente político, no solo por la participación del diputado del Frente Nacional, sino porque además el expresidente de esa naciòn,  Nicalás Sarkozy, habría realizado tres vuelos  hacia Estados Unidos, Qatar y los Emiratos Àrabes Unidos, en el mismo jet que se utilizó para transportar los 680 kilos de droga hacia la República Dominicana.

RD, Francia y las extradiciones

Aunque en enero de 2013 la Justicia dominicana condenó a ocho años de prisión a la francesa Liana Guillon, por intentar salir rumbo a su país con 11 kilos de cocaína, el primer caso ocurrió en 2009 con las vacacionistas Céline Fayem, de 20 años, y Sarah Zaknoun, de 19, sentenciadas también a ocho años por llevar seis kilos de cocaína en su equipaje.

Más tarde Francia designó a Fayem y Zaknoun, acusadas de tráfico de estupefacientes, como “embajadoras de la lucha contra la droga”, luego de ser  indultadas en República Dominicana, tras cumplir un año y medio de prisión.

Las jóvenes recibieron el indulto por “las fiestas navideña”, de parte del entonces presidente Leonel Fernández Reyna, a quien se le observa en varias fotografías con el diputado Aymeric Chauprade,  quien vino a al país invitado por la fundación del mandatario, Funglode, para impartir conferencias.

La Agencia de Noticias Internacional Efe ofreció la información a partir de las declaraciones que ofreciera en esos momentos el secretario de Estado de Cooperación, Alain Joyandet.  

Este político es el mismo personaje que escribió a través, de su cuenta de twitter, varios mensajes con los cuales se mostrabaja a favor de la fuga.

Uno de ellos es el siguiente: “Pascal y Bruno regresaron a Francia para defender la justicia: es a su crédito. ¡Bienvenidos a los dos!”.

“No los extraditaremos”

Ayer por la tarde Francia confirmó que no extraditará a los dos pilotos franceses que huyeron de República Dominicana. “Francia aplica las normas de la ley.

No extraditaremos a ciudadanos franceses cuando ellos estén en nuestro territorio”, dijo el vocero del gobierno, Stephane Le Foll, a la radio RTL.

Le Foll agregó que el gobierno francés no ayudó a los hombres a huir.

El ministro hizo las declaraciones después de que el fiscal general de República Dominicana solicitara el martes una orden de arresto internacional contra los pilotos.

Asociaciones que respaldan a Pascal y Bruno

Este miércoles el Sindicato Nacional de Pilotos de Línea de Francia (Alpa) justificó la fuga de los condenados refiriéndose a que la acción es “totalmente comprensible” debido a la “parodia de justicia que hay en el país”.

El sindicato cuestionó el proceso que se ha seguido en el caso, resaltando que los pilotos prófugos quieren “explicarse ante una justicia imparcial y escapar ante una condena orquestada”.

El Alpa también atribuyó la responsabilidad de los equipajes de este vuelo comercial en el que solo viajaba el pasajero Nicolàs pisapia, quien tambien se encuentra vinculado al hecho, a “los estados y en ningún caso a los pilotos”.

Además de esta compañìa, los pilotos cuentan con el apoyo de la Asociación para el Regreso de Pascal y Bruno (ASPB por sus siglas en inglés), que tanto en su página web como en la red social twitter “Retour Pascal Bruno”, se refiere en forma emotiva a que los acusados, “sentenciados por hacer su trabajo”, “llevan 952 días lejos de sus familias”, a raíz de una “privación de su libertad desde hace dos años”.

La ASPB se define como “un recurso extraordinario para cambiar el final de una historia extraordinaria” y acusa a la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD)  de Repùblica Dominicana de presentar “evidencias falsas y fabricadas” en esta pieza legal, diciendo que el organismo “es conocido como blanco altamente corrupto y ligado al tráfico de drogas”.

#AirCocaine

Ayer “Air Cocaine” se convirtió en tendencia. El término, nacido en los medios de comunicación franceses, guarda relación con una serie norteamericana que por su trama basada en suspenso, acción y escape, ilustra el caso de Fauret y Odos.

En su cuenta de twitter el procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, publicó: “En todo momento nos opusimos a que los franceses condenados, y hoy prófugos, fueran puestos en libertad por el tercer juzgado de instrucción”.

En ese sentido, Brito dijo que solicitará una “declaratoria de rebeldía y una orden de captura internacional” para estos dos prófugos.

Otras figuras de la esfera pública también se pronunciaron, entre ellas Yeni Berenice Reynoso, fiscal del Distrito Nacional quien aseguró que “hay indicios de que Francia tuvo que ver con la fuga de los pilotos”, mientras que el canciller Andrés Navarro delegó la responsabilidad del caso en las autoridades judiciales.  
También se refirió al tema el presidente del Tribunal Constitucional, Milton Ray Guevara quien describió la fuga de los aviadores como una acción “extremadamente grave”.

En esa misma dirección, el comentario de Abel Martínez, presidente de la Cámara de Diputados, al decir que “es una burla a las autoridades encargadas de velar por la vigilancia de los imputados, quienes escaparon del país por la vía marítima, lo que evidencia que no se les daba seguimiento a pesar de estar condenados”.

Los abogados

Los abogados de Odos y Faurey también se pronunciaron sobre el tema.

Bienvenido Fabián Melo subrayó que “independientemente de las fallas que ellos alegan posee el sistema de justicia en República Dominicana, creemos que no es la forma en que se debe enfrentar dicha situación”, por lo que fueron enfáticos al decir que rechazan en su totalidad la actitud que asumieron los pilotos.

Cómo empezó la pelìcula

En marzo de 2013 las autoridades dominicanas arrestaron a Fauret y Odos, pilotos de un vuelo comercial, en el Aeropuerto de Punta Cana con 680 kilogramos de cocaína distribuidos en 26 maletas.

Aunque ambos pilotos alegaron que desconocían lo que contenían las maletas, la justicia dominicana dictó contra ellos y otros dos implicados 20 años de prisión,  sentencia que más tarde apeló siendo favorecidos con arresto domiciliario e impedimento de salida del país.  

Hoy Fauret y Odos se encuentran en Paris, luego de “fugarse” de República Dominicana a las Antillas francesas en el Caribe para luego terminar en su país de origen.

En el país permanecen Nicolas Pisapia y Alain Castany, quienes también iban a bordo del Jet Falcon 50 capturado.