¿Cuál es el legado del tiroteo de Charlie Hebdo?

El tiroteo de Hebdo trajo nuestras vulnerabilidades a la superficie en términos de la amenaza del islamismo radical contra Occidente, y esta amenaza sigue creciendo y continuará hasta que la ideología del islamismo radical sea dirigida desde el interior del Islam suní.

Se mostró un enfoque más sofisticado por parte de los terroristas que obviamente habían adquirido destrezas y estrategias combativas del campo de batalla.

También nos damos cuenta ahora que el islamismo radical no puede ser derrotado a través de inteligencia militar, policial y medios diplomáticos desde el exterior. Es un cáncer desde dentro que el Islam debe reconocer y enfrentar.

Después del tiroteo de Hebdo, Francia ha sufrido aún más. ¿Por qué acumuló tanto terrorismo?

Francia tiene un tema único que se remonta a su historia colonial y la colonización de los países musulmanes del norte de África: Marruecos, Túnez, Argelia, Mali, etc.

Muchas personas con vínculos étnicos existentes en esos países viven en Francia y ahora tienen la nacionalidad francesa y pasaporte. Muchos de ellos viven en los márgenes de la sociedad y se sienten “excluidos”, social y económicamente.

Esto ha creado una corriente subterránea de descontento en el país y un ambiente propicio para que el islamismo radical explote, sobre todo entre los jóvenes marginados. La campaña de medios masivos de ISIS encaja precisamente en esta “tormenta perfecta”.

¿Siguen aún en peligro Francia y otros países europeos?

Sí, los servicios de inteligencia y de policía están trabajando día y noche para detener los esfuerzos de aquellos con intención de cometer actos de terror, pero los números son grandes y la fluidez con la que la gente puede moverse por la Unión Europea con pasaportes franceses y de otros países lo hace muy difícil.

Además, aplicaciones de comunicación cifradas han dado a los chicos malos una ventaja significativa.

¿Cómo se pueden prevenir eventos trágicos como los ataques a Charlie Hebdo?

Con mucho trabajo duro de todos los sectores de los servicios de seguridad trabajando conjuntamente, compartiendo y cooperando al nivel internacional para combatir este flagelo que afecta a todos los pueblos libres e inocentes. También es muy importante trabajar en las comunidades islámicas para crear una cooperación y una estrategia de contra-comunicación al islamismo radical.