Las preposiciones y los artículos que preceden a los apellidos se escriben con minúscula, excepto cuando se usan sin el nombre de pila.

Tal como indica la nueva edición de la Ortografía de la lengua española, cuando un apellido comienza por preposición o por preposición y artículo, estos elementos se escriben en minúscula: Juan Ponce de León, Yaqui Núñez del Risco, Juan de los Santos, Óscar de la Renta.

La mayúscula inicial se utiliza únicamente si se omite el nombre y el apellido aparece solo: De León, Del Risco, De los Santos, De la Renta.

En la República Dominicana hay una tendencia en los medios de comunicación, por influjo del inglés, a escribir los apellidos con sus preposiciones y artículos en mayúscula, como se evidencia con los siguientes ejemplos: «Rojos adquieren al relevista dominicano Abel De Los Santos», «El acto contó con la invocación y bendición del emérito arzobispo metropolitano de Santiago, monseñor Ramón Benito De la Rosa y Carpio» o «Necesitamos más Óscar de La Renta y más Sully Bonnelly».

En estos ejemplos, lo apropiado habría sido escribir: «Rojos adquieren al relevista dominicano Abel de los Santos», «El acto contó con la invocación y bendición del emérito arzobispo metropolitano de Santiago, monseñor Ramón Benito de la Rosa y Carpio» y «Necesitamos más Óscar de la Renta y más Sully Bonnelly».

Esta norma ortográfica es similar a la que rige en otros idiomas europeos como el francés (Honoré de Balzac, Charles de Gaulle), el portugués (Luiz Inácio Lula da Silva, Edson Arantes do Nascimento), el alemán (Ludwig van Beethoven, Werner von Braun) y el holandés (Rembrandt van Rijn, Jan van Eyck).