La Fundéu Guzmán Ariza (Fundéu GA), capitulo para República Dominicana de la Fundación del Español Urgente, promovida por la Agencia EFE y BBVA, con motivo de la celebración de los actos de juramentación mañana del presidente, Danilo Medina, y de la vicepresidenta, Margarita Cedeño, ofrece algunas claves para una buena redacción de las noticias.

Electo, usos adecuados. El adjetivo electo solo se aplica a la persona que ha sido elegida para un cargo del que aún no ha tomado posesión; no se aconseja su uso como participio, por lo que no es recomendable escribir «El presidente Medina fue electo en los comicios del 15 de mayo», sino «El presidente Medina fue elegido en los comicios del 15 de mayo».

Reelegido presidente, no reelegido como presidente. Con los verbos elegir, nombrar, denominar, declarar y otros de parecido sentido resulta inapropiado utilizar como para introducir el complemento. Así, lo adecuado es «Danilo Medina fue reelegido presidente» en lugar de «Danilo Medina fue reelegido como presidente».

La vicepresidenta Margarita Cedeño, no la vice presidenta Margarita Cedeño ni la vice-presidenta Margarita Cedeño. Por regla general, los prefijos se escriben unidos a la palabra que acompañan (precandidato, preelectoral, poselectoral, antirreeleccionista, contrarrevolucionario, supermayoría, vicepresidenta); por lo tanto, no son adecuadas las grafías en las que el prefijo aparece separado por un espacio en blanco (la vice presidenta) o unido con un guión (la vice-presidenta).

La vicepresidenta, no la vicepresidente. La palabra vicepresidenta está registrada en el Diccionario académico y es una forma válida y preferible a vicepresidente para referirse a las mujeres que ocupan ese cargo.

El expresidente no es lo mismo que el entonces presidente. La expresión el/la entonces (presidente, ministra) es preferible al uso del prefijo ex- (expresidente, exministra) cuando se hace referencia a una persona en el periodo en el que aún ejercía sus funciones o cargo: «El entonces presidente Leonel Fernández impulsó la adopción de una nueva Constitución», mejor que «El expresidente Leonel Fernández impulsó la adopción de una nueva Constitución».

Presidente, vicepresidenta y ministro, minúsculas. Los nombres de los cargos, como presidente, vicepresidenta, ministro, senadora, diputado, fiscal y términos similares se escriben con minúscula inicial por tratarse de sustantivos comunes.

Estado y Gobierno, con inicial mayúscula. Estado y Gobierno se escriben con mayúscula inicial cuando se refieren a la forma de organización política dotada de un poder soberano y al conjunto de personas o instituciones que gobiernan una división político-administrativa, respectivamente: «Los miembros del Gobierno asisten a la ceremonia», mejor que «Los miembros del gobierno asisten a la ceremonia».

Nombres de las instituciones, en mayúscula. Los nombres de las instituciones oficiales se escriben con inicial mayúscula y, por tanto, se eligen bufetes directivos para el Congreso y para el Senado o la Cámara de Diputados (con mayúscula).

Detentar, uso incorrecto. Detentar significa "retener y ejercer ilegítimamente algún poder o cargo público", por lo que no puede emplearse para referirse a una persona que ejerce el poder o cargo conseguido de manera legítima, ni como sinónimo de alcanzar, ejercer, llegar a, desempeñar, etcetera.

Erario público es redundante. La expresión erario público es redundante, puesto que la palabra erario lleva implícita la idea de público: «Reclamó que se haga el pago de las aeronaves sin tener que lesionar el erario», mejor que «Reclamó que se haga el pago de las aeronaves sin tener que lesionar el erario público».

Funcionario público es redundante. Según el Diccionario de la lengua española, un funcionario es una "persona que desempeña un empleo público", por lo que no es necesario añadir público cuando se hable de uno de ellos.

La mayoría de los funcionarios, no la mayoría de funcionarios. En expresiones en las que se menciona una parte de un conjunto no debe suprimirse el artículo después de la preposición de: «La mayoría de los funcionarios no ha presentado declaración de bienes», mejor que «La mayoría de funcionarios no ha presentado declaración de bienes».

Partidario y partidista, diferencias. Partidario es el que sigue a un partido, a una idea, persona o movimiento, y no tiene carácter peyorativo, mientras que partidista es aquel que antepone los intereses de su partido a los generales.