El director ejecutivo del Servicio Nacional de Salud (SNS), Nelson Rodríguez Monegro, afirmó hoy que en el hospital regional José María Cabral y Báez, de Santiago, se aplican todos los protocolos de bioseguridad para controlar y erradicar los casos de tuberculosis.

Rodríguez Monegro dijo que ya se entregó el ala norte del hospital, lo que significa el "descongestionamiento" del centro de salud con la inclusión de 100 nuevas camas.

Explicó que en la emergencia del área de medicina interna se colocaron los equipos necesarios para recambiar el aire cada 10 minutos con el propósito de evitar la concentración del mismo en beneficio del personal, pacientes y visitantes.

Otras de las medidas implementadas en el hospital José María Cabral y Báez concierne al traslado a un área más espaciosa de la Unidad de Cuidados Intensivos y la habilitación en tiempo "récord" de una Unidad de Aislamiento Respiratorio.

El director del SNS también dijo que más de la mitad del personal que labora en el Cabral y Báez ha sido tamizado con el objeto de tomar las medidas de rigor en el caso de que alguno sea detectado con tuberculosis.

"Cuando un paciente está más de lo necesario en el hospital corre el riesgo de adquirir una infección con más facilidad que en la comunidad", precisó.

Afirmó que el hospital continúa brindando los servicios habituales y que el personal médico, de enfermería y de apoyo están integrados a sus labores.