La bandera confederada será retirada del Capitolio de Carolina del Sur, después de que la gobernadora Nikki Haley firmara el proyecto de ley que así lo establece.

La acción era el paso final para eliminar la bandera, que ha sido una fuente de controversia durante años. Sin embargo, llamó más la atención cuando Dylann Roof, un joven blanco, que atentó contra una iglesia de gente afroamericana y mató a nueve personas.

La firma de la ley se llevó acabo en el vestíbulo del Capitolio estatal.

El viernes la bandera será retirada de su lugar a las 10 de la mañana, tiempo local, para luego ser trasladada al Museo Militar, donde se expondrá.

Antes de que la propuesta llegará a manos de la gobernadora, la Cámara de Representantes aprobó la eliminación de la bandera en el capitolio del estado con 94 votos a favor y 20 en contra, informó el canal estadounidence "ABC".