El Gobierno dio a conocer un conjunto de medidas tendentes a garantizar y proteger la salud de los consumidores y su derecho a estar informados sobre las categorías de productos que oferta el mercado.

Entre las medidas está el establecimiento de varios plazos para que las empresas que comercializan productos nacionales o importados cumplan con las normas vigentes sobre etiquetado y registro sanitario.

La medida se iniciará con los productos lácteos y sus derivados, hasta abarcar la totalidad de los comestibles que conforman la cadena alimenticia, para lo cual se llevarán a cabo jornadas de consultas, iguales a las que se hicieron con los productores de leche.

Los detalles fueron ofrecidos por la Comisión Interinstitucional para las Normas del Etiquetado en rueda de prensa efectuada en el salón Orlando Martínez del Palacio Nacional, encabezada por los ministros Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta y de Industria y Comercio, José del Castillo.

A partir del primero de agosto no se podrán comercializar en el territorio nacional los productos lácteos y sus derivados destinados al consumo humano o para fines de hostelería que no cumplan con los requisitos de etiquetado establecidos en la Norma Dominicana NORDOM 53, sobre el Etiquetado General de los Alimentos Previamente Envasados, cuarta revisión, de fecha 27 de noviembre de 2014.

De igual forma, se hace de público conocimiento que a partir del primero de enero del año 2017, todos los productos alimenticios de producción nacional e importados, deberán contar con el Registro Sanitario vigente.

Los productos alimenticios importados, sin distinguir el medio de transporte o forma de embalaje en que sean introducidos al país, deberán cumplir con la inclusión de la etiqueta complementaria, según se instruye en la NORDOM 53.

La etiqueta deberá ser colocada en origen e indicar con caracteres claros, bien visibles, indelebles y fáciles de leer por el consumidor en circunstancias normales de compra y uso, la fecha de vencimiento, los ingredientes y otras disposiciones en idioma español.

Con el objetivo de agilizar el tiempo de respuesta en el procedimiento de tramitación del Registro Sanitario, el Ministerio de Salud Pública pondrá a disposición de los interesados, un servicio especializado en su Ventanilla Única de Autorizaciones Sanitarias para los expedientes correspondientes a productos lácteos y sus derivados.

A partir del 15 de julio del año 2016 se incrementarán los controles en los puntos de entrada al país, para asegurar que todos los productos cuenten con los permisos fitosanitarios y zoosanitarios correspondientes.

Adicionalmente, se implementará un programa de verificación de la composición de los productos y sus declaraciones en la etiqueta y en las condiciones de otorgamiento del registro sanitario.

La inobservancia de estas disposiciones dará lugar a la aplicación de las sanciones previstas en las legislaciones vigentes, tales como decomisos, sanciones económicas y destrucción de los alimentos que no cumplan con las normas.

Se trata de dar cumplimiento a las disposiciones establecidas en la Ley General del Salud No. 42-01, de fecha 8 de marzo del año 2001; las contenidas en el Reglamento General para Control de Riesgos en Alimentos y Bebidas en la República Dominicana, emitido mediante Decreto No. 528-01, de fecha 14 de mayo de 2001.

Asimismo, cumplir con la Ley General de Protección de los Derechos del Consumidor o Usuario No. 358-05, de fecha 9 de septiembre de 2005 y la Ley No.166-12 sobre el Sistema Dominicano para la Calidad (SIDOCAL), de fecha doce (12) de julio de 2012.