El gobierno ha remitido una nota diplomática a la cancillería haitiana en la que traslada que la prohibición de importación de 23 productos dominicanos por vía terrestre que mantiene Haití es "discriminatoria" y constituye una "flagrante violación" de un memorando de entendimiento firmado el pasado año por los dos países.

En un comunicado difundido hoy el canciller, Andrés Navarro, y el ministro de Industria y Comercio, José del Castillo, consideran además que la medida anunciada el pasado 15 de septiembre y aplicada desde el pasado 1 de octubre, es "incompatible con los compromisos bilaterales y multilaterales asumidos".

El gobierno manifiesta su total "inconformidad" con la "arbitraria medida" que se aplica a aproximadamente unas 574 líneas arancelarias que, reiteran, el gobierno haitiano no ha notificado de manera oficial a su homólogo de la República Dominicana.

Navarro y Del Castillo explican que han desplegado "ingentes esfuerzos en pro de resolver la perjudicial situación a través de la identificación de los mecanismos legales internacionales que demuestran la incompatibilidad de la dicha medida".

"La República Dominicana, a través de su misión permanente en Ginebra, sometió un recurso de consulta hace varias semanas a la Organización Mundial del Comercio (OMC), lo cual permitió presentar el caso el pasado 29 de septiembre del corriente mes ante el Comité de Acceso a Mercados de dicha entidad, con lo cual mostró su preocupación frente a la medida comercial adoptada por el gobierno de Haití", explica el comunicado.

República Dominicana recibió el apoyo de naciones de la región como Panamá, Ecuador, México, Guatemala, El Salvador y Colombia en el citado comité y planteó que la condición de ser el único país fronterizo con Haití convierte a la República Dominicana en el único miembro de la OMC afectado por dicha medida, "una acción a todas luces discriminatoria que rechazamos".

La medida, indican, incumple el artículo 12 del Memorando de Entendimiento firmado por los dos países el pasado 10 de julio de 2013, el cual establece que "las partes notificarán cualquier norma e instrumento legal relativo al comercio antes de su puesta en práctica y en un tiempo oportuno a los ministerios a cargo de la industria y el comercio".

Navarro ha remitido a la cancillería haitiana, a través de su embajada, una nota diplomática en la cual se reconoce el derecho que tiene Haití para establecer controles en sus importaciones, pero cuestiona la medida unilateral tanto aplicada por violar el memorándum de entendimiento con la República Dominicana, como por constituirse en una acción discriminatoria de facto contra los productos dominicanos.

Tanto Navarro como Del Castillo Saviñón mantienen abiertos los canales de comunicación y consultas con los diversos actores del sector privado vinculados al comercio con Haití, además de ofrecerles todo el apoyo del gobierno dominicano para tratar de mitigar la irregular situación.

El pasado 15 de septiembre el ministerio haitiano de Economía prohibió la importación vía terrestre de 23 productos dominicanos a partir del 1 de octubre.

Entre los productos figuran la harina de trigo, cemento gris, aceite comestible, jabón, detergente en polvo, detergente líquido o en espuma, agua potable, pintura y productos para carrocería de vehículos, mantequilla, manteca y herramientas para la construcción.