Hernán Lombardi, ministro de Medios y Contenidos Públicos de Argentina, confirmó ayer que Argentina dejará de financiar la cadena de noticias Telesur. Hacía 11 años que el país formaba parte de la señal multiestatal con sede en Caracas, Venezuela.

“Esta determinación va en línea con lo que nos hemos propuesto para los medios públicos, en términos de pluralismo y austeridad”, explicó Lombardi en conversación con la agencia Télam.

El funcionario agregó: “Iniciamos los trámites para retirarnos con la idea es cumplir con todos los pasos legales, formales y diplomáticos, para que el Estado argentino no tenga que pagar más de lo que ya pagó por esta señal”.

De esta manera, Telesur dejará de estar en la plataforma de Televisión Digital Abierta (TDA) que integran otros canales estatales, como la TV Pública o Paka-Paka. Además, no será obligatorio que las cableoperadoras la incluyan en sus grillas, como sucedía hasta ahora.

La decisión, adoptada por Lombardi y el secretario de Comunicación Pública, Jorge Grecco, ya fue comunicada a la canciller Susana Malcorra. De esta manera, la Argentina se convertirá en el primer país en abandonar la cadena, fundada en 2005.

Telesur mantenía una corresponsalía en Buenos Aires, en la que trabajaban 10 periodistas, de los cuales siete renunciaron en diciembre pasado.

Argentina mantiene el 16 por ciento de las acciones de la señal que nació con el objetivo de ser una voz alternativa a los medios con una línea “hegemónica” y “neoliberal”. Lo demás se reparte entre Venezuela, Cuba, Ecuador, Bolivia, Nicaragua y Uruguay.