El Gobierno haitiano ha creado una comisión para intentar allanar el camino y recobrar la paz social, hasta la segunda ronda de las elecciones presidenciales que tendrán lugar el 27 de diciembre.

Presidida por el primer ministro, Evans Paul, la misma está compuesta por varios ministros y asesores del presidente haitiano, Michel Martelly, informaron hoy a EFE fuentes gubernamentales.

La misma ya ha mantenido reuniones con el foro económico del sector privado y la Asociación Nacional de Medios Haitianos (ANMH), entre otros.

Por otro lado, el candidato por la Liga para el progreso y la Emancipación de Haití (Lapeh), Jude Celestin, declinó la invitación del Consejo Electoral Provisional (CEP) a reunirse hoy con el candidato oficialista del PHTK, Jovenel Moise.

Ambos disputarán la segunda vuelta de los comicios presidenciales.

A su vez, Familia Lavalas, del expresidente Jean Bertrand Aristide, criticó hoy al CEP por haber llevado a cabo un "golpe electoral" y anunció que seguirán con las manifestaciones en contra del fraude que consideran se cometió en los anteriores comicios de octubre.

"Vamos a seguir nuestra movilización pacífica para obligar a las autoridades electorales a revertir sus decisiones y marcar así una línea defensiva para detener la dictadura del gobierno de Michel Martelly", dijo Louis Gérald Gilles, responsable de relaciones con los medios del partido, en una conferencia de prensa.

Por su parte, el exsenador por Familia Lavalas Yvon Feuille, se mostró hoy convencido, de que su partido "ganó holgadamente las elecciones", mientras que el senador por el mismo partido Jean Baptiste Bien Aime, denunció que hubo actos de fraude electoral e irregularidades en los últimos comicios y dijo que su partido está "decidido a luchar contra la dictadura del poder de Martelly".

Debido a esos incidentes, dijo, el Ejecutivo no está capacitado para organizar "elecciones libres creíbles, democráticas y transparentes".