El gobierno haitiano pidió calma y condenó la escalada de violencia en las manifestaciones que se registran desde hace varias semanas en Haití en contra de los resultados provisionales de las elecciones presidenciales y que la oposición considera que fueron fraudulentas.

A través de un comunicado, el ejecutivo pide a la población que mantenga la calma y solicita a la oposición que sea "responsable".

Varias columnas de humo eran visibles en las zonas capitalinas de Carrefour, Pacot, Bolosse y Lalue, producto de la quema de neumáticos.

La oposición en Haití unió sus fuerzas y salió a la calle para protestar contra los resultados electorales preliminares, en una marcha en la que se produjeron enfrentamientos con la Policía y dos senadores, entre otros manifestantes, resultaron heridos.

Los enfrentamientos con la Policía se produjeron delante de la sede del Consejo Electoral Provisional (CEP) en el barrio de Petion Ville cuando las fuerzas de seguridad intentaban dispersar a los manifestantes.

Para intentar dispersar la protesta, la Policía también uso gases lacrimógenos y pelotas de goma.

El senador Steven Benoit, candidato a las elecciones presidenciales por el Partido Konviksyon (Convicción) y que quedó octavo en los comicios, y Jean Charles Moise, quien fue tercero según los resultados provisionales del CEP por la Plataforma de los Hijos de Dessalines, resultaron heridos en el rostro y cabeza por pelotas de gomas lanzadas por la Policía.

La ciudad de Cabo Haitiano (norte del país) también fue escenario de una manifestación de protesta.

A su vez, el gobierno, que asegura que respeta el derecho a manifestarse, critica, en el comunicado, que en numerosas ocasiones los convocantes no respetan el recorrido autorizado.

"Condenamos los numerosos casos de violencia registrados últimamente", asegura el comunicado.

Además se refiere a los comerciantes, escolares, policías y ciudadanos que son víctimas de actos de agresión durante las manifestaciones y asegura que "como parte de su misión de mantener el orden público", la justicia y la policía ya se han movilizado para identificar y procesar a todos los que violan la ley.

También critica a aquellos que estropean el mobiliario urbano y algunos monumentos públicos durante las marchas.

Familia Lavalas, del expresidente haitiano Jean Bertrand Aristide; el Movimiento Nacional de la Oposición Popular (Monop), la Liga Alternativa por el Progreso y Emancipación Haitiana (LAPEH) y la Plataforma de los Hijos de Dessalines, entre otros, fueron los convocantes de la marcha de ayer.

Por otro lado, ayer un grupo de estudiantes de la Universidad Estatal de Haití (UEH) se manifestaron en Puerto Príncipe, para pedir que se respeten los resultados electorales.

Para mañana está prevista otra manifestación oficial de la oposición.