El Gobierno será drástico con los negocios de venta de bebidas alcohólicas que violen el horario establecido y aplicará tolerancia cero contra quienes alteren la tranquilidad ciudadana con ruidos excesivos y música a alto volumen, afirmó este lunes el ministro de Interior y Policía, Carlos Amarante Baret.

"Quien haga eso se las verá con el Gobierno porque nosotros no podemos tolerar acciones de ese tipo que violen los espacios que todos como dominicanos tenemos derecho a disfrutar, y lo mismo ocurrirá con los negocios que prevaliéndose no se sabe de qué circunstancia, sus propietarios pretenden violar el horario que se les ha establecido", aseguró.

Amarante Baret habló en Salcedo, provincia Hermanas Mirabal, donde insistió en que "seremos drásticos en la aplicación de las leyes".

"Actuaremos contra quienes pretendan amanecer con sus equipos de música haciendo ruido en las esquinas", señaló el ministro.

A la vez, manifestó que "aplicaremos rigurosamente la nueva ley de control de armas de fuego" y habrá tolerancia cero del ruido.

"Hay que controlar las armas de fuego. Esa nueva ley lleva a un proceso de desarme. Hay que mejorar los controles para que el que no tenga licencia no ande con un arma en la calle", apuntó.

"No podemos tener un país armado hasta los dientes", dijo el ministro de Interior y Policía tras juramentar a los miembros de la Mesa de Seguridad, Ciudadanía y Género en este municipio.

Sostuvo que "no hay seguridad ciudadana sin la participación de los municipios, la ciudadanía y las juntas de vecinos, las entidades comunitarias, educadores, las iglesias y toda institución con arraigo en la comunidad".

Señaló que hay una nueva ley de la Policía que se acaba de aprobar en el Congreso Nacional y aunque el cuerpo del orden, aseguró, "es sinónimo de seguridad de un pueblo", hay un problema de desconfianza desde la ciudadanía.

El ministro de Interior indicó que dentro del cuerpo del orden han aparecido "algunas manzanas podridas que afectan la imagen de la institución, pero eso no quiere decir que todos los policías son malos".

"No vamos a permitir que malos policías, en connivencia con el crimen, sigan atentando contra la seguridad de nuestros ciudadanos. Habrá tolerancia cero dentro del cuerpo policial contra aquellos policías que no cumplan con el código de ética y se salgan del carril", indicó Amarante Baret.