La pasada semana la Quebrada de Humahuaca, ubicada en la provincia de Jujuy, en Argentina, amaneció pintada con grafitis de campaña electoral, hecho que provocó gran indignación entre los ciudadanos.

En 2003 la quebrada fue declarada Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Waldo Darío Gutiérrez Burgos, quien es miembro del Consejo de la administración en Viltipoco 10000, organización defensora de los intereses de la población de Omaguaca, le escribió una carta al precandidato presidencial Daniel Scioli a través de Facebook solicitando que hiciera algo por borrar la propaganda.

"Sr. Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, haga el favor de solicitar a los que ensuciaron en su nombre nuestro rico patrimonio, que dejen las garitas de nuestras comunidades sin ningún tipo de propaganda política", redactó.

Carlos Fernandez Balboa, museólogo argentino, aclaró que por estas pinturas se podría perder la valoración de Patrimonio de la Humanidad, debido a los cambios en los aspectos estéticos del paisaje, informó el periódico argentino “TN”.