El presidente de la Organización Nacional de Empresas Comerciales (ONEC), Antonio Ramos, expresó ayer al ministro de Industria y Comercio, Temístocles Montás, la preocupación del empresariado ante la situación que afecta al comercio formal en República Dominicana, derivada, según indicó, de la informalidad que caracteriza al sector.

Durante una visita  al titular del MIC, Antonio Ramos precisó, por ejemplo, que el mercado nacional se perjudica considerablemente con la exención fiscal a las compras por Internet por debajo de 200 dólares, igual por las importaciones vía shipping y por la venta de ropa usada.

Otros de los temas que ocupa la atención de la entidad comercial son los relacionados con los procesos de inspecciones que realiza el Instituto Nacional de Protección de los Consumidores (Proconsumidor), y el etiquetado de los productos, según una nota de la Dirección de Comunicaciones del MIC.

“Entendemos que el etiquetado secundario de los productos se debe realizar en el país y no en el destino, como inicialmente ha sido indicado”, expresó el presidente de la ONEC, quien estuvo acompañado de José Luis Magadan, vicepresidente; Dana Cabral, tesorera, y Ana Isabel Acosta, directora.

En el encuentro con la organización empresarial también participaron el viceministro de Desarrollo Industrial, Juan Tomás Monegro, y el asesor del ministro Nicolás Vargas.

Tras escuchar a los representantes de la ONEC, Montás resaltó la importancia de los temas abordados y les manifestó que su gestión está concentrada en corregir las distorsiones que fruto de la informalidad se producen en el comercio dominicano.

En cuanto al etiquetado de los productos, Montás dijo que el Gobierno creó una comisión encabezada por el ministro administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, y en la que participa el MIC, que está trabajando el tema en busca de una solución que, aseguró, beneficiará al país y al comercio en general.