Representantes de varias organizaciones de mujeres acudieron al Palacio Nacional para presentar un documento al presidente de la República, Danilo Medina, y alertar sobre la ola de feminicidios que se están registrando en el país.

Las representantes de las entidades, unidas bajo el nombre "Anónimas", lamentaron que, después de esperar por 25 minutos en la recepción, ningún funcionario fue a recibirlas, lo que consideran una muestra "del poco interés de las autoridades frente a la violencia y a los problemas que afectan a las mujeres".

Mediante un comunicado, las mujeres expresaron su preocupación e indignación frente a la falta de respuesta efectiva del Estado Dominicano para hacer frente a la violencia contra las mujeres.

"Las mujeres dominicanas siguen sufriendo múltiples formas de desigualdad, que se plasman en mayores niveles de desempleo, precariedad y discriminación laboral; o la falta de presencia en todos los órganos de decisión".

Asimismo, aludieron a las "inaceptables cifras de muertes maternas; la negación del ejercicio de los derechos sexuales y los derechos reproductivos, y limitado acceso y control a la propiedad de las tierras y las viviendas, entre otros graves problemas".

La portavoz del grupo, Sergia Galván, señaló la violencia de género en sus distintas formas como un principal obstáculo que enfrentan las mujeres dominicanas para lograr la igualdad social y el ejercicio pleno de sus derechos.

Esta violencia "tiene su expresión más trágica en los feminicidios", cuyo número coloca a la República Dominicana en el tercer lugar en la región en violencia contra la mujer.

Según datos preliminares de la Procuraduría General de la República, en 2015 fueron asesinadas 144 mujeres, 77 de ellas a manos de sus parejas o exparejas.

Además, se recibieron 67,187 denuncias, lo que indica la magnitud del problema, ya que se sabe que los delitos sexuales y la violencia de género son de bajo nivel de denuncia.

En lo que va del mes de enero, ya han ocurrido 7 feminicidios, superando las cifras de los últimos años y, de seguir esta tendencia, al final del año obtendremos cifras récord.

Para hacer frente a la violencia, las "Anónimas" instaron a que se convoque de urgencia al Consejo de Gobierno para responder a la emergencia de los feminicidios, puesto que se requiere una respuesta articulada y coordinada al más alto nivel.

Asimismo, solicitan una política pública nacional con campañas permanentes de prevención de la violencia contra las mujeres, no acciones puntuales y coyunturales.

También demandan la creación y habilitación, con carácter de urgencia, de al menos 36 unidades permanentes de atención a las víctimas de violencia de género, la capacitación urgente sobre violencia de género a todos los operadores de justicia y la asignación de presupuesto y recursos suficientes para atender la violencia en todas sus manifestaciones.

Las "Anónimas" también abogan por el cese de la impunidad y la corrupción en el sistema de justicia, lo cual está contribuyendo a la perpetuación de este flagelo, y por la implementación de políticas públicas en el Ministerio de Educación y de Salud para enfrentar la violencia.

Otras de las medidas que plantean es proporcionar mayor seguridad de las mujeres que denuncian la violencia, y la implementación de políticas para el control y porte de armas de fuego, puesto que la mayoría de los feminicidios ocurren con arma de fuego.

Por último, solicitan que se apliquen políticas públicas orientadas a controlar la difusión de mensajes que incitan a la violencia contra las mujeres y la aprobación de la Ley Integral contra la Violencia hacia las Mujeres.