Los guatemaltecos volverán a las urnas este 25 de octubre para decidir quién guiará el país durante los próximos cuatro años.

Jimmy Morales, actor y excomediante, de 46 años, se enfrentará a Sandra Torres, de 60, quien fue esposa del expresidente Álvaro Colom (2008-2012).

Ambos compiten por primera vez por la máxima magistratura y avanzaron a un balotaje por obtener más votos el 6 de septiembre, cuando estaban inscritos 14 candidatos a la presidencia.

Morales es postulado por el partido Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación) y Torres por la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), agrupación política que fundó su exesposo Colom.

“Es un proceso atípico, este año lo más destacado fue la participación ciudadana que alcanzó más del 70%”, explicó Julio Solórzano, magistrado del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Con la elección presidencial se pondrá fin a la crisis política que se produjo luego de un caso de corrupción que fue investigado por la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) que dirige el exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia de Colombia Iván Velásquez.

El 16 de abril fue desbaratado un grupo de contrabando que defraudaba al Estado al cobrar miles de quetzales a los empresarios importadores.

El caso, denominado La Línea, provocó a la renuncia y el encarcelamiento del militar retirado Otto Pérez, quien era presidente, y a su vicepresidenta Roxana Baldetti.

El analista Renso Rosal recordó que miles de guatemaltecos salieron a las calles a protestar “cansados” por los actos de corrupción.

“Con la elección del domingo se espera que se ponga fin a esta crisis, aunque las expectativas no son muy altas. Queda el mensaje para el triunfador, que la población estará vigilando”, afirmó Rosal.