El mundo se enfrenta a los niveles de amenaza de la era de la Guerra Fría, dijo el exjefe del MI6 Sir John Sawers en una entrevista con la BBC el miércoles 12 de octubre.

Explicó que el equilibrio de poder ha cambiado, debido al crecimiento de la fuerza militar de Rusia y la disposición de ese país para usarla. Sawers añadió que se necesita una nueva relación estratégica con Rusia para evitar la confrontación directa.

Ivan Eland, director del Centro Para la Paz y la Libertad en The Independent Institute, Estados Unidos, analiza en la entrevista y explica la probabilidad de una segunda Guerra Fría.

¿Está de acuerdo con que el mundo se enfrenta a los niveles de amenaza de la era de la Guerra Fría?

Eso no tiene sentido. Durante la Guerra Fría, Estados Unidos se enfrentó a un ejército de tanques soviéticos en Europa del Este que amenazaba a la económicamente próspera Europa Occidental. La captura soviética de estos países habría permitido a la URSS utilizar todos los recursos contra EE.UU. No existe tal amenaza ahora y EE.UU. y Rusia han reducido el número de armas nucleares desde entonces.

¿Ha cambiado el equilibrio de poder en el mundo debido a un aumento de la potencia militar de Rusia?

No, Rusia sigue siendo muy débil militarmente en comparación con Estados Unidos. EE.UU. todavía gasta varias veces más de lo que Rusia gasta en defensa cada año. El gasto diferencial acumulado desde el final de la Guerra Fría ha hecho una diferencia real en la calidad de las fuerzas armadas de los dos países. Además, al final de la Guerra Fría, los rusos tuvieron que volver a una fuerza militar en ruinas, lo que Estados Unidos no tuvo que hacer. Por último, los precios del petróleo, que es el principal producto de exportación de Rusia, se han reducido y las sanciones económicas occidentales han perjudicado a su base económica para el gasto militar.

¿Pero hay alguna necesidad de desarrollar una nueva relación estratégica entre Moscú y Washington?

China, que asciende, es más una amenaza a Rusia en las inmediaciones que a Estados Unidos que está lejos, y debería ser un importante problema de seguridad para Rusia. Una China creciente también debería ser un importante problema de seguridad para Estados Unidos. De este modo, tanto EE.UU. como Rusia están actuando irracionalmente al discutir por Ucrania y Siria. Deberían enterrar el hacha de guerra y cooperar en contra de China.

¿Existe probabilidad de otra Guerra Fría?

La hostilidad entre Rusia y EE.UU. es posible. Sin embargo, las tensiones ahora sobre Ucrania y Siria aún no han alcanzado los niveles de la Guerra Fría. No obstante, Estados Unidos y Rusia están actuando de manera irracional.

¿Puede evitarse la confrontación?

Rusia debería centrarse en China, en vez de estancarse y dispersar sus recursos en un pantano en Siria. Siria tampoco es un país estratégico para Estados Unidos, como lo es Ucrania. Estados Unidos debería mantenerse al margen de los asuntos de Ucrania, pues está en la esfera de influencia de Rusia. Estados Unidos y Rusia deberían permitir que las potencias regionales se hagan cargo de Siria.

¿Qué podemos esperar ver en el futuro?

Más de lo mismo. Ambos países tratan de revivir glorias imperiales pasadas cuando deberían estar nerviosos ante una China en ascenso. Por ahora, ambos están disipando sus recursos al intervenir en el conflicto sirio que no tiene importancia.