La situación en el mercado que celebran la República Dominicana y Haití lunes y viernes en Dajabón se tornó tensa hoy, debido al endurecimiento de las restricciones por parte de las autoridades haitianas para el ingreso vía terrestre de productos dominicanos.

Los pocos haitianos que entraron este lunes a territorio dominicano para intercambiar comercio con los dominicanos, denunciaron que las autoridades de su país los están despojando de productos que compraron en el mercado y que no están incluidos en la veda, que entró en vigor el pasado 1 de octubre.

Algunos haitianos que trataron de cruzar artículos por el río masacre, que separa a los dos países, fueron detenidos por agentes de la Policía Nacional e inspectores aduaneros de Ouanaminthe apostados en esa parte para evitar el trasiego.

Comerciantes haitianos agrupados en la Cámara de Comercio de Ouanaminthe están opuestos a la medida de las autoridades haitianas y piden que la flexibilicen por el bien de miles de familias haitianas pobres que viven de ese intercambio.

El presidente de la Federación de Comerciantes del Mercado de Dajabón, Freddy Morillo, declaró a periodistas que lo que están haciendo autoridades haitianas con sus propios ciudadanos "es una maldad".

Deploró el hecho de que las autoridades haitianas permitan el ingreso de haitianos a la feria y luego le decomisan las mercancías que compran, incluso algunas no incluidas en la veda.

Subrayó que se han declarado en sesión permanente y que de continuar la situación, el próximo viernes paralizarían el mercado.

En lugar fueron vistos haitianos llorando de impotencia cuando fueron despojado por oficiales de su país, apostados en su portón fronterizos, de bienes y comestibles que no están en la veda.

Algunos haitianos denunciaron que buscaron dinero prestado para comprar esos artículos y luego revenderlos en Haití.