Las autoridades electorales de Haití prosiguieron ayer el recuento de los votos de los comicios del domingo, convocados para elegir al presidente de la nación, dirigida desde febrero pasado por un Gobierno provisional.

El Consejo Electoral Provisional llamó ayer a la población a esperar con calma los resultados de las elecciones, que se esperan divulgar el próximo 28 de noviembre.

La comunidad internacional ya ha empezado a reaccionar a la celebración de estas elecciones, calificadas por Estados Unidos como un “paso importante” para la estabilidad democrática del país, en un comunicado en el que también se pide al Gobierno haitiano que propicie un “clima de calma” ante los incidentes aislados.

Aún así, ayer cientos de partidarios del partido Familia Lavalas salieron a las calles de Puerto Príncipe, cantando y bailando y se dirigieron desde el sector de Bel Air hacia el Palacio Nacional, donde una docena de policías salió al encuentro de los manifestantes, que volvieron sobre sus pasos pacíficamente.
En tanto, el Partido Haitiano Tet Kale (PHTK) aseguró que su candidato, Jovenel Moise, ganó los comicios, aunque no se han dado resultados oficiales.

Más de seis millones de haitianos estaban convocados a las urnas para elegir entre 27 candidatos a la Presidencia, tras la invalidación de los comicios de octubre de 2015 por supuestas irregularidades y el aplazamiento de los del pasado 9 de octubre a causa de la emergencia originada por el huracán Matthew.

En estas elecciones se volvieron a presentar Jovenel Moise, del PHTK, y Jude Celestin, de la Liga Alternativa por el Progreso y Emancipación Haitiana (Lapeh), quienes obtuvieron en las anuladas elecciones presidenciales del 25 de octubre de 2015 un 32.81 % y un 25.27 % de los votos, respectivamente.

También se postularon Moise Jean-Charles, de la Plataforma de los Hijos de Dessalines; Moise Jean-Charles, quien quedó en tercer lugar, y Maryse Narcisse, de Familia Lavalas, en cuarta posición.
Cerca de mil personas trabajan hoy en el escrutinio de los votos después del recuento preliminar realizado en los centros electorales tras el cierre de las urnas.

La Misión de la ONU para la Estabilización de Haití (Minustah) custodia una nave en el polígono industrial de Sonapi, cercano al aeropuerto de Puerto Príncipe, donde, como en ocasiones anteriores, se ha establecido el Centro de Totalización de Votos (CTV) para llevar a cabo el proceso.

Hasta ayer había llegado a las instalaciones una pequeña parte de los sufragios que espera recibir en las próximas horas, según explicó a Efe el director del CTV, Robinson Chérilus, quien se mostró convencido de que el proceso no se demorará más de ocho días, tal y como señalara ayer el Consejo Electoral Provisional.