Luego del paso del huracán “Matthew” por Haití, los daños, las inundaciones, la destrucción y las pérdidas humanas  han dejado al país vecino en un estado de desolación y desconcierto para enfrentar una parte de su realidad.

Otra realidad es que Haití, hasta el momento, se encuentra inmerso en un limbo político, desde la suspensión de las elecciones en octubre del 2015 por suspuestas irregularidades y fraude y la reciente cancelación de los comicios por el paso del huracán, que agravan la situación para salir adelante.
Muchos son los que hoy se encuentran en albergues y otros a la intemperie esperando ayuda del Gobierno provisional y de los demás países que ya comenzaron a hacer sus donaciones a este país. uno de lo más pobre del Caribe.

Datos de víctimas

En los últimos datos del paso de “Matthew” por Haití que se han registrado por La Protección Civil”, y que hasta ayer no se habían actualizado,  un  balance provisional de víctimas ascendía a 336 muertos, cuatro desaparecidos, 211 heridos y 61,537 personas en albergues.

Sin embargo, fuentes de organismos de socorro y autoridades locales aseguraban el que las víctimas sobrepasan los 900.

Tres días de luto

Ayer  se cumplió el primero de los tres días de luto nacional declarado por el Gobierno por las víctimas provocadas por el paso del huracán “Matthew”.

El presidente interino de Haití, Jocelerme Privet, declaró el sabado tres días de luto a partir de ayer domingo, por lo que las banderas ondean a media asta en todas las instituciones estatales y los lugares de entretenimemiento y establecimientos similares permanecerán cerrados durante el duelo.

Como antes se explicó, las cifras de víctimas que ofrecen el Gobierno y autoridades locales son dispares, porque los equipos de rescate no han podido llegar hasta algunas zonas que siguen incomunicadas, lo que hace que el balance de daños y el arribo de la ayuda sean más lentos.

Llegan las ayudas

El país ha empezado a recibir ayuda desde el exterior, mientras los organismos de socorro se afanan en llegar hasta las zonas más afectadas, algunas de las cuales permanecen todavía incomunicadas y sin servicios como electricidad, agua o teléfono.

Países como España, Estados Unidos, Venezuela, México, Cuba, Colombia, Francia y la Unión Europea han prometido ayuda a Haití para hacer frente a la situación provocada por “Matthew”, que obligó al aplazamiento, sin fecha, de las elecciones generales que estaban previstas para el domingo 9 de octubre.

A Puerto Príncipe ya llegó uno de los cinco aviones de Estados Unidos para entregar 480 toneladas de ayuda para unos 100,000 afectados por “Matthew”, que ha provocado en este país la peor crisis desde el terremoto de 2010 que dejó unos 300,000 muertos.

El Pentágono ordenó el viernes el envío a Haití de un buque de asalto anfibio con 300 marines a bordo para labores de rescate y reconstrucción tras el paso del ciclón.

Este contingente se suma a los 250 marines que llegaron a Puerto Príncipe el pasado 5 de octubre comandados por el contraalmirante Cedric Pringle y que cuenta con nueve helicópteros.

Algunas organizaciones no gubernamentales han pedido una movilización internacional para ayudar al país y han expresado el temor de un agravamiento de la crisis humanitaria.

La Oficina de la ONU para la Coordinación Asuntos Humanitarios (OCHA) ha informado de que 750,000 personas necesitan ayuda de emergencia en Haití.

La organización Oxfam, explicó que los materiales se empezaron a repartir el viernes, después de que un primer camión lograra llegar a algunos de los puntos más castigados, como Les Cayes, Cavaillon, Camp Perrin, y Saint-Louis-du-Sud para atender las necesidades más perentorias.

Oxfam realiza esta labor en coordinación con las autoridades de protección civil locales, que son las que entregan los materiales, y que están “haciendo el máximo esfuerzo, a pesar de sus limitaciones”, explicó la portavoz de Emergencias de Oxfam Intermón, María José Agejas, que trabaja en estos días sobre el terreno.

El primer cargamento consiste en kits de higiene para evitar enfermedades de origen hídrico derivadas de la falta de salubridad del agua, así como la malaria, el zika y la chikungunya, contagiadas por mosquitos que encuentran aquí un hábitat adecuado.