Haití y República Dominicana reabrieron hoy sus puestos fronterizos cerrados ayer por las elecciones presidenciales, legislativas y municipales que se celebraron en la vecina nación, y celebraron el mercado binacional.

Tras producirse la reapertura de la frontera, decenas de haitianos cruzaron a territorio dominicano para intercambiar comercio con dominicanos en el mercado bilateral que se celebra en la provincia de Dajabón.

No obstante, comerciantes dominicanos informaron a EFE que la asistencia de haitianos a la feria común fue mínima.

A este respecto, el presidente de la Asociación de Vendedores Detallistas del mercado fronterizo, Abigail Bueno, atribuyó la baja afluencia de haitianos en la feria por las elecciones que se celebraron ayer en Haití.

También explicó que los incidentes que protagonizaron el pasado viernes compradores, comerciantes y oficiales haitianos apostados en su portón fronterizo, también influye en la baja presencia de esos ciudadanos.

Bueno declaró que espera que el próximo viernes la feria se celebre sin tropiezos y estimó que el gobierno haitiano tiene que comenzar a flexibilizar su actitud, al reiterar que los más perjudicados con las medidas comerciales que están tomando son los pobres de su país.

Hoy los pocos haitianos que ingresaron a la provincia de Dajabón, adquirieron productos diversos en el mercado y los cruzaron hasta su país sin dificultades.

"Primero compré harina de trigo y no me la incautaron en la puerta, luego volví y llevo pastas y vegetales, no creo que me los decomisen, porque veo que ellos (los oficiales aduaneros de Haití), no están en esos ánimos", dijo a EFE la comerciante haitiana Hualita Leufleux.

Otros haitianos dijeron que lograron cruzar sin contratiempos los artículos adquiridos en la feria, aunque tuvieron que pagar impuestos en la colecturía de Aduanas de Ouanaminthe (este de Haití).