Haitianos que participan los lunes y viernes en el mercado binacional que se realiza esos días en la provincia de Dajabón, denunciaron hoy que autoridades de su país siguen reteniendo productos adquiridos en suelo dominicano.

Abigail Bueno y Fernando Díaz, presidentes de las Asociaciones de Comerciantes Detallistas y de Vendedores del Mercado, respectivamente, dijeron a periodistas que las autoridades haitianas restablecieron "la medida" que despoja a sus compatriotas de los productos que adquieren en el mercado común.

Recordaron que funcionarios haitianos apostados los días de mercado en la frontera, habían flexibilizado su postura, pero que desde el lunes de la semana pasada la retomaron "con mayor drasticidad".

Los comerciantes dijeron que el pasado lunes 30 de noviembre se produjo un violento incidente en el lado haitiano, después de que muchos compradores del vecino país se resistieron al decomiso de los artículos que compraron en el mercado.

La Policía Nacional de Haití en Ouanaminthe intervino ese día lanzando gases lacrimógenos y disparando escopetas.

Bueno y Díaz advirtieron que de persistir la situación, el mercado binacional, de cuya actividad subsisten miles de familias dominicanas y haitianas residentes en ambos lados de la frontera, desaparecerá.

A la vez, señalaron que debido a la baja significativa de las ventas de las últimas semanas, los comerciantes dominicanos y haitianos se encaminan hacia la quiebra.

"Ellos (los haitianos), dicen que quieren comprar productos que en sus pueblos escasean, pero sienten temor porque en la puerta fronteriza de Haití oficiales de Aduanas, Migración y de la Policía Nacional se los quitan y se los queman, y eso les provoca pérdidas e inconvenientes con los acreedores", indicó Bueno.