Moradores del ensanche Quisqueya se quejan por la gran cantidad de agua que se acumula frente a sus hogares cuando cae las más simple lluvia.

A la obstrucción del drenaje pluvial se suma, para desencanto y desesperación de los vecinos, el constante estacionamiento de camiones que obstruyen las entradas de sus casas y los tapones que se producen en el tránsito en la avenida Paseo de los Locutores.

Así lo cuentan residentes que se ven afectadas por estos problemas, y que se ven obligados a ingeniárselas para poder entrar a sus hogares y para tratar de proteger y cuidar el valor de los inmuebles que con tanto trabajado han adquirido.

Telma de García, quien vive en la esta calle, cuenta que en tiempos de lluvia es imposible caminar por esta vía y mucho menos salir o entrar a sus viviendas.

Gregorio Arias, otro de los residentes afectados, relató a Metro que desde hace cinco años sufren el problema de la acumulación de agua y los filtrantes tapados.

Aseguró que todo se ha agravado por un hoyo que realizó la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD).

“Ya hemos hecho reclamaciones y notificaciones; mandan a limpiar los sépticos pero no mandan a  hacer los filtrantes, nos dijeron que el hoyo era para resolver el problema, pero mentira, fue para hacer un desagüe de unos apartamentos”, relató Arias.

“Lo que está sucediendo es que cuando llueve, aunque sea poca, se nos llena la calle de agua, y sube a un nivel de más de 30 centímetros; los vehículos pasan pero con brega, y a pie no se puede cruzar”, dijo Arias.

En ese orden, Annie García resaltó que, “si en la casa hay algún carro parqueado hay que esperar que baje el agua para poder salir; es un caos y ninguna autoridad hace nada para destapar los filtrantes”.

Las autoridades prometen estudiar el caso

Según expresaron algunos residentes, la calle se les llena de agua porque los filtrantes están tapados debido a la gran cantidad de arena que, cuando llueve, se arrastra desde la Ferretería Express, ubicada en el lugar.

Omar Liriano encargado de Relaciones Públicas del Ayuntamiento del Distrito Nacional (ADN) dijo que la entidad no había tenido conocimiento de todas esas quejas pero que “los ciudadanos tienen que denunciar al ayuntamiento cuando pasan cosas así, de un daño de alguna empresa, para tomar las medidas de lugar”.

Indicó que cada vez que un ciudadano se queja  de una situación, el ayuntamiento actúa en el retiro de cualquier tipo de objeto que impida que la gente transite libremente.

Más quejas

Pero este no es el único problema que les afecta. Los camiones mal estacionados, la falta de agua potable y la necesidad de un semáforo o de un agente de la Autoridad Metropolitana de Transporte (Amet) que controle el tránsito en esta calle de dos vías se suman a esta lista de quejas y demandas.

Moradores en algunas de las viviendas han teniendo que pagar facturas de hasta 500 pesos y comprar camiones de agua a un costo de 1,500 pesos.

Telma de García resaltó que el agua a su casa no llega, pero que la factura sí. “Llamo a la CAASD (Corporación de Acueductos y Alcantarillados de Santo Domingo) y siempre están resolviendo el problema. En un mes compro hasta dos camiones de agua”, comentó.

También Annie García, según dijo, ha tenido que comprar pipas de agua. “Pago mi factura y también compro camiones”.

Metro realizó esfuerzos para obtener alguna respuesta de la CAASD, pero resultaron infructuosos.

En cuanto a los camiones mal estacionados, los vecinos expresaron que la situación se hace más difícil cuando estos vehículos pesados, que traen materiales a la Ferretería Express, se estacionan de manera inconsciente frente a sus puertas.

“Es un abuso lo que está haciendo con nosotros el señor Franjul, dueño de la ferretería, y no escucha”, dijo la señora De García.

“Uno no puede con esa gente de la ferretería, son personas que tienen ciertos poderes; entiendo que pueden estar ahí pero dando los servicios óptimos de limpiar el área, no dejando esa arena que daña los filtrantes” puntualizó Annie García.

“En mi casa el agua llega a la marquesina, la cubre y llega hasta el patio, y en otras casas sube a nivel más alto, las autoridades dicen que ellos limpian los filtrantes, pero que no han podido mandar una perforadora para solucionar el problema”, dijo Gregorio Arias.

Annie García pidió un semáforo en la calle Doctor Defilló con Paseo de los Locutores, donde, sostiene, “el caos se vuelve un caos”.

Sobre el tema, Diego Pesqueira vocero de la  Amet,  dijo que la institución desconocía el reclamo de los ciudadanos con respecto a los taponamientos en la zona.

“Vamos a indagar sobre esos camiones de la ferretería estacionados, si posen permiso; haremos las investigaciones, pero desde ya pasaré la queja al departamento correspondiente”, prometió.

Drenaje

Omar Liriano  sostuvo que el ADN no tenía conocimiento de estos problemas que se producen en la calle Paseo de los Locutores, del Ensanche Quisqueya, en el centro de la ciudad.

“No tenemos conocimiento de si ellos se han quejado o al área que han ido del Ayuntamiento. Pero si fuera así, de inmediato enviamos a los inspectores”, dijo.

Resaltó Liriano que la responsabilidad del cabildo es sobre el drenaje pluvial y que el drenaje sanitario no le corresponde.

En  el caso de las aceras, dijo que el Ministerio de Obras Públicas “ha estado en los últimos tiempos haciendo la labor de asfaltado”.

Además, pidió a la ciudadanía que evite tirar basura que luego obstruye los filtrantes.

“Inmediatamente que deja de llover al agua se va poco a poco, pero el problema es que en muchos lugares la basura, cuando no la ponen en las fundas, se va al lugar dónde solo debe correr el agua y tapa los drenajes y provoca que el agua se retire lentamente”, resaltó.

Mientras las autoridades se empoderaban de estos problemas, las lluvias de estos días revivieron las quejas y dificultades de los vecinos del Ensanche Quisqueya que llevan cinco años esperando soluciones.