Los líderes mundiales en la Cumbre del G-20 en Antalya, Turquía, acordaron unir esfuerzos globales para combatir al terrorismo a raíz de los ataques terroristas que sacudieron París el viernes 13 de noviembre, que dejaron al menos 132 muertos.

Hackers franceses del grupo activista Anonymous también se han unido a la acción el lunes 16 de noviembre, al declarar la guerra al llamado Estado Islámico, vinculado a la masacre.

Herbert Tinsley, investigador del Consorcio Nacional para el Estudio del Terrorismo y Respuestas al Terrorismo con sede en Estados Unidos, le explica a Metro las consecuencias de la tragedia y cómo los líderes mundiales erradicarán la amenaza de futuros ataques terroristas.

¿Cómo han afectado los ataques en París a la lucha de Occidente contra ISIS?

Los ataques en París aumentarán la presión política sobre los países occidentales para desarrollar estrategias más coherentes contra ISIS. Puede ser que haya algunos llamados ahora para las fuerzas de tierra en Siria e Irak, aunque creo que la mayoría lo dudará.

Se espera que Francia dé un golpe contra el Estado Islámico. Todavía es muy pronto para decir si los ataques tendrán un impacto más profundo y se podría especular que ISIS está tratando de recuperar impulso al cambiar a un enfoque de “enemigo lejano”.

El avión ruso de pasajeros derribado también es un indicador probable de esto.

¿Qué pasa con la respuesta del grupo de hackers Anonymous?

Puede ser que Anonymous tenga buenas intenciones, pero son un elemento peligroso e irresponsable. Es mucho mejor que tengan un enemigo como ISIS como objetivo. Y hasta cierto punto,  tal vez sean muy útiles en paralizar rápidamente los esfuerzos de propaganda y reclutamiento del Estado Islámico.

Los gobiernos están obligados por protocolos legales al ir tras ISIS en el ámbito privado en línea. Anonymous no lo está. Esto hace que sean buenos cazadores, pero su vigilantismo no es deseable.

¿Qué acordaron los líderes en la cumbre del G-20?

Aún no son conocidas las conclusiones firmes sobre las conversaciones del G-20. Pero sí parece que Obama y Putin han tenido tiempo cara a cara sobre este tema y sobre Siria de manera más amplia.

La coordinación entre Rusia y Estados Unidos sobre las operaciones en Siria sería de gran ayuda, pero los intereses estratégicos no están alineados.
 
¿Cómo pueden los líderes mundiales erradicar la amenaza de ataques terroristas futuros?

Para decirlo sin rodeos, los líderes mundiales no pueden erradicar la amenaza del terrorismo.

Tampoco el público mundial, dentro de un período de tiempo práctico. Podemos, sin embargo, construir datos empíricos para luchar y contrarrestar organizaciones militantes que utilizan el terrorismo al entender su comportamiento y sus ideologías.

Esto también puede ayudar a construir resiliencia de comunidad y sociedad, ya que el terrorismo es una amenaza de alto impacto pero de baja probabilidad.
 
¿Hay otros países de la UE en situación de riesgo de posibles ataques?

El Reino Unido, Francia, Bélgica, España, Alemania, Países Bajos, Suecia, Dinamarca están bajo amenaza y por razones que van desde la planificación específica yihadista, cuestiones de combate extranjeras y otros factores.

ISIS podrá continuar viendo el desarrollo de ataques en Occidente como un medio para crear un nuevo vigor, a pesar de que todo esto es indicativo de posibles inconvenientes estratégicos para el Estado Islámico.

El principal problema en el interior de estos países de la UE es que es muy difícil controlar a los miles de potenciales reclutas ISIS, los repatriados y simpatizantes y sus posibles roles en una planificación creíble.

¿Qué esperar en el futuro cercano?

ISIS, sin duda, tratará de desarrollar nuevos y espectaculares ataques. Es posible que tengan motivos para acercarse a al Qaeda, al menos en términos de trazar ataques y aprovechar redes contra Occidente.

Las agencias de inteligencia y policía occidentales continuarán con la lucha antiterrorista y probablemente frustren muchos complots, ya que incluso los franceses lograron frustrar cinco complots en el último año, más o menos.

Se incrementará la presión ya que estos ataques podrían ser más perjudiciales y más eficaces contra las ciudades occidentales que los meros atentados suicidas y la toma de rehenes.

Se puede esperar que los yihadistas querrán replicar los ataques de París en Londres, Berlín, Bruselas o Nueva York.