La vicepresidenta de la Cámara de Diputados, Lucia Medina, anunció hoy que aspira a dirigir ese órgano legislativo, al menos por un año, después de permanecer 10 años como segunda al mando en la Cámara Baja.

Para Medina "es de justicia" que pueda pasar a presidir la Cámara de Diputados, teniendo la experiencia acumulada como su principal soporte, señaló en un comunicado.

La legisladora afirmó que, durante ese tiempo, se ha sabido ganar el respeto de sus compañeros, incluyendo la del saliente presidente Abel Martínez, a quien describió como un gran gerente.

Asimismo, se mostró confiada en que no se le niegue la oportunidad de ocupar la presidencia de la Cámara de Diputados por el hecho de ser hermana del presidente de la República, ya que "está en capacidad de hacerlo bien".

En ese sentido, Medina recordó que su pueblo natal, San Juan de la Maguana, le reconoció el trabajo realizado al reelegirla como la legisladora más votada de todo el país, con más de 26,000 votos y dijo que tiene la esperanza de que el Comité Político haga lo mismo al momento de elegir los bufetes directivos en el Congreso Nacional.

En la Cámara Baja, además de Medina, aspiran a la Presidencia Lupe Núñez, Demóstenes Martínez, Rubén Maldonado, Henrry Meran y de la corriente del procurador Francisco Domínguez Brito; el diputado Víctor Suarez y Radhames Camacho.