Lucía Pérez, de 16 años, fue violada y empalada. Un trágico caso de que provoca una serie de manifestaciones en contra de los feminicidios